scorecardresearch
Editorial

Corren malos tiempos para recuperar la actividad comercial

Diario Palentino
-

las asociaciones de comerciantes reconocen que se ha incrementado el volumen de ventas con respecto a los dos años de la pandemia, algo que era de esperar, por otra parte, pero añaden que no se han recuperado las cifras de 2019

Cuando un sector como el comercio ha sufrido dos terribles años de falta absoluta o disminución significativa de la actividad, es lógico que cifre sus esperanzas de recuperación en cuanto las restricciones se relajan y las medidas de seguridad contra la pandemia de la covid se relajan y dejan espacio para la normalidad. En el caso de Palencia, esas esperanzas radicaban en buena medida en la temporada de rebajas de verano, dado que al buen tiempo que anima a la gente a salir a la calle, se sumaba esa vuelta a comportamientos sociales de prepandemia como la no obligatoriedad del uso de las mascarillas y del mantenimiento de la distancia interpersonal y los consiguientes aforos en los establecimientos, además del atractivo de unos precios y unas ofertas que hacían más apetecibles, y sobre todo más asequibles, las compras. 

Sin embargo, el balance final no responde a las expectativas y las razones son varias y diversas. Muchos han optado por dedicar el presupuesto estival a disfrutar de una estancia vacacional, más o menos corta; otros muchos han empezado a ver las orejas al lobo de un otoño y un invierno que se antojan difíciles en materia económica y han preferido reservar esos ahorros. A otros la subida generalizada de los precios en la cesta de la compra y en la energía, con esa inflación galopante que hacía mucho que no conocíamos por estos lares, les ha mermado sus posibilidades. Y tampoco hay que olvidar que las rebajas ya no tienen el tirón de antes, al haber perdido vigencia la limitación de fechas. A lo largo de todo el año se suceden las campañas de descuentos y de ofertas especiales, con lo que la gente ya no espera a las rebajas para cambiar el armario, estrenar algún electrodoméstico o hacerse con un dispositivo electrónico.

Así las cosas, las asociaciones de comerciantes reconocen que se ha incrementado el volumen de ventas con respecto a los dos años de la pandemia, algo que era de esperar, por otra parte, pero añaden que no se han recuperado las cifras de 2019. Por las razones apuntadas y porque todavía son muchos los que tienen miedo a los espacios cerrados. Baste sumar el auge del comercio online, en el que ese miedo desaparece porque no hay contacto con clientes y vendedores y en el que cada vez más, y no solo jóvenes, ven las ventajas de la rapidez, la comodidad de que se lo sirvan en casa y el ahorro de algunos costes, y tendremos una idea más clara del panorama.

El comercio de proximidad, que es el de mayor implantación en Palencia, sigue oponiendo la confianza en el trato y la calidad máxima a esas ventajas, aunque sabe que que es una guerra perdida y cada vez en mayor medida se hace su propio hueco online para complementar la oferta. Y, tras estas irregulares rebajas, afronta un otoño complicado que no hace presagiar una gran recuperación.