scorecardresearch

Mayor implicación institucional en el Camino Olvidado

Rubén Abad
-

Una quincena de pueblos participa en una pendonada peregrina entre las localidades de Intorcisa y Guardo, pasando por Muñeca. La ruta fue declarada camino histórico en 2020

Mayor implicación institucional en el Camino Olvidado

El reconocimiento en 2020 como camino histórico por parte de la Comisión de los Caminos a Santiago por Castilla y León es, a juicio de los defensores del Camino Olvidado a Santiago, motivo más que suficiente para reclamar  una «mayor implicación» de la administración -Estado, Junta de Castilla y León y Diputación- para este trazado milenario que conecta la Montaña Palentina con la capital compostelana.

Así se puso de manifiesto ayer en la pendonada peregrina que tuvo como punto de partida la pedanía guardense de Intorcisa (donde se repartió la tradicional parva entre los asistentes), hizo parada en Muñeca (punto de avituallamiento) y finalizó en la plaza de la Constitución de Guardo.

 En ella participó una quincena de pendones concejiles de Palencia y León con un doble objetivo:dar visibilidad al trazado norteño en este Año Santo Jacobeo y poner en valor estas enseñas locales de gran tamaño, largas varas y llamativos colores. 

Mayor implicación institucional en el Camino OlvidadoMayor implicación institucional en el Camino Olvidado

«Nadie se acuerda de nosotros, parece que solo existe el Camino Francés», señaló Javier Liébana, uno de los promotores de la cita impulsada por el Ayuntamiento guardense y la Asociación de Pendoneros de la villa. «Nos tienen abandonados, solo promociona el Camino Olvidado a Santiago la iniciativa local. La apuesta por él no pasa de los ayuntamientos de la comarca y colectivos asentados en la zona», añadió.

Más allá de las reivindicaciones, participaron en la caminata pendoneros de Guardo -anfitriones-, Velilla del Río Carrión, Otero de Guardo, Valcobero, Valsurbio, Cantoral de la Peña, Mantinos, Pino del Río -que no portaron el del pueblo, sino uno con la cruz de Santiago-, Poza de la Vega, Valcabadillo, Valenoso y Villalafuente, además de las localidades leonesas de Prado de la Guzpeña y Taranilla.

DE NESTAR A GUARDO

La pendonada peregrina recorrió tan solo un breve tramo del Camino Olvidado. Cinco de los 79 kilómetros totales en Palencia, desde que entra en tierras palentinas por la pedanía aguilarense de Nestar hasta abandonar la provincia una vez pasado Guardo para adentrarse en los pagos leoneses.

Una ruta de la que la Comisión de los Caminos a Santiago por Castilla y León valoró su historicidad y coincidencia con caminos antiguos y medievales, así como la numerosa documentación de los viajeros que han realizado este recorrido, según el informe emitido el 22 de diciembre de 2020. 

Asimismo, se tuvieron en cuenta elementos como el paisaje, el patrimonio románico o su tránsito por buena parte del patrimonio industrial minero. «Se trata de un camino con infraestructuras y bien señalizado, que ya había sido contemplado por la Junta de Castilla y León, pero que hasta este momento no había sido incluido en ninguna categoría», explica la citada comisión.