scorecardresearch

Sin el respaldo de la oposición el proyecto de la ribera

Carlos H. Sanz
-

PP y Cs sacan adelante en solitario los caminos saludables, un proyecto que costará 1,7 millones

Sin el respaldo de la oposición el proyecto de la ribera

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer el proyecto de construcción de caminos biosaludables en la margen izquierda del río Carrión, concretamente en el tramo comprendido entre el puente Mayor y la avenida de Santiago Amón. Una actuación que, sin embargo, no contó con el apoyo de la oposición, pese a que prevé una inversión de 1,17 millones de euros, financiados por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional de la Edusi.

En las filas de Ganemos y el PSOE, la oposición es frontal. Para la plataforma ciudadana, su rechazo al proyecto de caminos saludables incluye también la actuación de tala en la ribera del río. «Acabará con la biodiversidad del cauce entre el puente Mayor y la avenida de Santiago Amón, en concreto 66 árboles, los arbustos y las especies acuáticas. Además, supone un riesgo de inundaciones y nada de ello cuenta con los permisos de Patrimonio, la Junta, la Confederación Hidrográfica del Duero y desconocemos el informe medioambiental, inexistente», aseveró su portavoz Sonia Ordóñez.

faltan informes. La queja que motivó el voto en contra del PSOEfueron las «carencias que presentaba el expediente». «Faltan los informes del servicio de Medio Ambiente y las autorizaciones tanto de la Confederación Hidrográfica del Duero como de la Comisión de Patrimonio», advirtió su portavoz, Miriam Andrés.

La edil socialista reconoce que «estas autorizaciones son preceptivas a la hora de contratar y ejecutar el proyecto, pero proceder ahora a su aprobación sin ellas puede suponer que el expediente tenga que volver a dictaminarse si los organismos competentes consideran que deben introducirse modificaciones».

«El problema del equipo de Gobierno, como siempre, es que llevan al límite los plazos para acceder a subvenciones, algo inexplicable cuando estos proyectos han sido ya vendidos en los medios de comunicación desde hace meses», criticó Miriam Andrés.

Para los socialistas, «si existiera una planificación y un trabajo estable del equipo de Gobierno y las concejalías no anduvieran todo el rato empeñadas en pasarse la pelota de unas a otras, este tipo de actuaciones serían llevadas a la Junta de Gobierno Local con el rigor necesario para su aprobación».

«Es más, deberían de contar, por lo que tienen de relevante para la ciudad, con un concurso de ideas que contemplara actuaciones más ambiciosas y con todos los informes y permisos en regla para poder contar con el beneplácito del resto de grupos», sentenció la portavoz del PSOE.

Por su parte, Vox optó por la abstención al considerar que «aunque está bien actuar sobre el río, este proyecto no va a ninguna parte. El propio concejal de Urbanismo lo defiende con el argumento de que es un proyecto poco ambicioso», aseveró su portavoz, Sonia Lalanda. 

La edil consideró que «habría que hacer un proyecto ambicioso que integrase el río en la ciudad, con sus dos márgenes», y acusó al equipo de Gobierno de PP y Cs de «falta de ambición» y «cursilería» por denominar a un «mero paseo» como «camino biosaludable».  

«La ciudad debería crecer hacia la margen derecha con edificaciones unifamiliares de distintas tipologías para dar respuesta a la demanda creciente de quienes quieren venirse a vivir a nuestra ciudad a una casa con jardín y no pueden hacerlo porque apenas hay opciones», opinó.