scorecardresearch

Aquona renueva 1.130 contadores de agua

Carlos H. Sanz
-

El responsable de la concejalía de Obras, Facundo Pelayo, informó también de que este año se han cambiado unos 1.130 contadores de agua hasta la fecha, con una clara incidencia del efecto de la pandemia

El responsable de la concejalía de Obras, Facundo Pelayo, informó también de que este año se han cambiado unos 1.130 contadores de agua hasta la fecha, con una clara incidencia del efecto de la pandemia, estando previsto reforzar esta renovación con la subcontratación de una empresa, y así recuperar la media de los últimos años.

A pesar de ello, y gracias a los datos facilitados por la empresa concesionaria del servicio de agua, Aquona, se han sustituido una media de 3.366 contadores por año, cumpliendo así lo establecido en el contrato para 14 años en lo que a renovación del parque de contadores se refiere. Pese a que en 2020 se cambiaron menos, como consecuencia de la pandemia, ya que no se podía entrar en las viviendas, la media que lleva la empresa entre todos estos años estaría en 3.346, muy similar a la prevista en los pliegos del contrato.

orden del gobierno. El 24 de febrero del año pasado, el Gobierno publicó la Orden Ministerial ICT/155/2020, que obliga a cambiar, entre otros instrumentos de medición, los contadores de agua fría y caliente con más de 12 años de antigüedad bajo amenaza de hasta 5.000 euros de multa. 

Una renovación que ya efectúa Aquona en la capital sin que suponga sobrecoste alguno para el usuario. Aunque dicha orden ministerial fija un plazo de aplicación en todo el territorio nacional de cinco años, al término de los cuales se habrán tenido que sustituir todos los equipos, en la capital no se prevén problemas ya que la sustitución de los contadores es una parte más del trabajo de Aquona y está regulada por una tarifa que fijó el Ayuntamiento y que se incluye en cada recibo trimestral.

Efectivamente, fue en 2013 cuando el equipo de Gobierno de Alfonso Polanco incluyó en las ordenanzas fiscales una cuota trimestral en concepto de mantenimiento y conservación del contador que en un principio fue de 1,10 euros al trimestre y que se ha incrementado a 1,16 euros desde entonces.

Una decisión que fue muy criticada en su día por la oposición pero que se ha visto acertada con el paso de los años, ya que los usuarios no tienen que abonar nada cuando se realiza el cambio de los contadores, según se ha explicado anteriormente.