Gestión mixta de la plaza de abastos sin privatizarla

J. Benito Iglesias
-

El equipo de Gobierno rechaza una moción socialista para crear una mesa de trabajo, cambiar los usos, tener más presupuesto y acceder a ayudas

Gestión mixta de la plaza de abastos sin privatizarla - Foto: Sara Muniosguren

«Nos preocupa y mucho el servicio que se presta al haber caído la actividad comercial». Así lo puso de manifiesto ayer el equipo de Gobierno que forman PP y Cs en torno a la necesidad de modernizar la plaza de abastos, a raíz de una moción presentada por el PSOE que centró una buena parte de la sesión plenaria. En ese sentido, el concejal de Desarrollo Económico, Urbano Revilla, aseguró que lleva cinco meses manteniendo numerosas reuniones con los comerciantes y varias empresas interesadas en un modelo de gestión mixta que ya funciona en otras ciudades y no conlleva «privatizar» el mercado.
Por ello, explicó que «no hay nada hecho ni cerrado» y que todo lo realizado hasta ahora «es legal y transparente», ya que no se ha elaborado «ningún pliego de condiciones a la medida de una empresa concreta». Urbano Revilla puntualizó que lo que se haga será en el marco de un concurso público para un contrato  de concesión de servicios como modelo de gestión.
«Primará el interés de la ciudad y de los comerciantes que ocupan los puestos del mercado y siempre se contará con ellos. La gestión indirecta de algunos servicios en los mercados municipales es actual, funciona y se adapta la normativa comunitaria», enfatizó.
Dada la abstención de VOX, el empate en la votación obligó al alcalde, Mario Simón, a emitir su voto de calidad que permitió rechazar la moción socialista que solicitaba crear una mesa de trabajo, cambiar los usos del mercado municipal con una modificación del reglamento, tener más presupuesto para su mejora y acceder a ayudar del Ministerio de Comercio e Industria en proyectos cofinanciados en espacios comerciales.
La portavoz del PSOE, Miriam Andrés, rechazó los argumentos del equipo de Gobierno ya que, en su opinión, se trata de «tener voluntad política» una vez que los comerciantes llevan años pidiendo que se modifique el reglamento para permitir nuevos usos, dinamizar la plaza de abastos y hacerla más atractiva. «Tenemos un solo mercado municipal y somos incapaces de gestionarlo, cuando hay ciudades como  Valladolid con siete y los están sacando adelante» criticó.
Además, Miriam Andrés consideró que este espacio comercial de titularidad municipal se «quiere privatizar como sea ya se vista de una u otra forma», al señalar que a las reuniones del concejal de Desarrollo Económico y los comerciantes «acudió una única empresa, RyA Residencias, con experiencias negativas y rescisiones de contratos de gestión de mercados».
«Los comerciantes no quieren una gestión privada ni crear una especie de empresa y hacerse cargo ellos mismos de la plaza de abastos. Lo que hay que ver es lo queremos entre todos y ponernos a trabajar las horas que sean precisas y ofrecemos el apoyo necesario», concluyó la portavoz socialista.
Por parte de Vox, Sonia Lalanda  se abstuvo para «depositar confianza y no condicionar el futuro» en lo que pueda hacer el concejal de Desarrollo Económico, «siempre con luz y taquígrafos y en un espacio de tiempo breve», con la finalidad de «estudiar un modelo mixto de gestión» que permita atender la «prioridad» de modernizar el mercado. «Quizás haya que mejorar horarios, que se permita el pago con tarjeta de crédito y que se lleve la compra a domicilio», aseveró.
Sonia Ordóñez, de Ganemos, justificó el voto a favor de la moción socialista. «Es preciso que la plaza de abastos funcione mejor ya que estamos a favor del comercio local y de proximidad. El trato es mucho más cercano y hay empatía con el cliente, se crea empleo, la ciudad está más viva y la ubicación de la plaza permite no coger tanto el coche y contaminar menos», expuso.
8 DE MARZO. Otra moción que tampoco salidó adelante ayer fue la presentada por Ganemos sobre medidas para visibilizar mejor desde el Ayuntamiento la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora el 8 de marzo, que solo recibió el apoyo del PSOE. El equipo de Gobierno que integran PP y Cs ofreció inicialmente su voto favorable, siempre que Ganemos retirara la exposición de motivos al hablarse de temas al margen de la igualdad entre hombres y mujeres «que ya son una prioridad y no se trata de hacer demagogia con un mitin», dijo Raquel Martín, concejal del PP responsable de Servicios Sociales. La edil de Ganemos, Sonia Ordóñez, se negó a retirar lo expuesto y la portavoz de VOX, Sonia Lalanda, criticó algunas posturas feministas de esta  formación política.
La que salió adelante por unanimidad fue una propuesta del pleno para aprobar un acuerdo con la Gerencia de Servicios Sociales sobre cofinanciación de esta prestación, aunque los grupos dejaron claro que los ayuntamientos asumen estas competencias con recursos muy escasos.

SEGURIDAD VIAL. La concejal de Ganemos, Sonia Ordóñez, obtuvo ayer el apoyo unánime de todos los grupos políticos en su moción a favor de la mejora de la seguridad vial en la ciudad. «Todavía son muchos los atropellos y se necesitan más medidas para disminuir el peligro y que exista una mejor convivencia vial entre vehículos y peatones», aseveró. Como zonas de mayor riesgo citó la avenida Ramón Carande, el paseo de la Julia y las calles San Juan de la Cruz y Tarifa.
Al respecto, Carolina Gómez, concejal de Ciudadanos y responsable del área de Tráfico y Seguridad Ciudadana fue clara: «Todo lo que se hace es poco y estamos preocupados por los atropellos. Se atienden las recomendaciones del jefe superior de la Policía Local y se trata de reducir la velocidad en algunas calles. Hay más radares y no se pueden poner pasos de peatones elevados en algunas zonas por que son de paso habitual de ambulancias y vehículos de emergencias. Si se tiene que poner algún semáforo más se hace como medida disuasoria pero hay que ser muy cuidadosos en este tema». 
cartas en el asunto. Sonia Lalanda, de VOX, dijo que las cifras de personas atropelladas en la ciudad son elevadas. «Hay que tomar cartas en el asunto ya porque se pone en duda la seguridad vial en la ciudad», manifestó, y concretó la necesidad de tener en cuenta todo lo que se diga en el informe de la Policía Local y, asimismo, realizar las obras de mejora necesarias junto, junto a una mayor señalización o iluminación.
Por parte del PSOE, la concejal Charo García se dirigió a la edil de Cs Carolina Gómez y apuntó que «si hay atropellos se deben dar soluciones y ser valiente cuando se está gobernando». En este sentido, consideró que hay aspectos que figuran en el informe de tráfico de la Policía Local que «no se han hecho». A su vez, consideró que caminar por Palencia «debe ser una placer y nunca un riesgo» y pidió un Plan Estratégico de Seguridad Vial que contemple mejoras en aceras, pasos e itinerarios peatonales.

CIENCIAS DEL TRABAJO Y COMERCIO. La concejal de Vox, Sonia Lalanda, consiguió que su moción para el impulso de la fusión de las facultades de Ciencias de Trabajo, en Palencia, y Comercio, en Valladolid, cuente con el apoyo unánime en el Ayuntamiento y sea una realidad en breve. «Se retrasa por parte del rectorado y es una necesidad. En Palencia se podrían poner en marcha varios máster y acceder a los 70 convenios que la Facultad de Comercio tiene para propiciar salidas laborales», dijo.
Sonia Ordóñez, de Ganemos, añadió que esta fusión hará que se mejore «tanto por los máster como   en actividades conjuntas de ambas facultades y que la universidad no esté de espaldas a la ciudad». Por el PP, Alfonso Polanco recordó que la fusión es una oportunidad para mejorar el campus palentino y fomentar el emprendimiento. «Ciencias del Trabajo y Comercio juntas   ofrecen muchas más posibilidades de inserción laboral», precisó.
Judith Castro, del PSOE, señaló que se podrá mantener unas cifras óptimas de matricualación en ambas facultades. «Tener movimiento universitario es fundamental para el desarrolo de la ciudad», expuso.