scorecardresearch

Borrell evita que Rusia divida la opinión de Europa

Europa Press
-

El Alto Representante de la UE responde en nombre de todo el bloque a las misivas entregadas por Moscú a cada uno de los ministros de Exteriores europeos, para abrir una brecha entre los países sobre la situación en la frontera de Ucrania

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell - Foto: POOL

La Unión Europea y la OTAN han respondido por escrito este jueves a la carta que el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, envió a los Veintisiete sobre sus planteamientos de seguridad en Europa, en una contestación coordinada que reclama a Moscú optar por la vía del diálogo en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

"He contestado en nombre de los Estados miembros de la UE a las cartas que recibieron del ministro Lavrov. Las tensiones y desacuerdos deben resolverse mediante el diálogo y la diplomacia", ha señalado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en un mensaje en Twitter.

"Pedimos a Rusia que desescale la situación y de marcha atrás a la concentración militar en torno a Ucrania y Bielorrusia", ha asegurado el jefe de la diplomacia comunitaria, en relación a la presión de Moscú sobre Kiev.

Fuentes europeas señalan que la respuesta de los Veintisiete pone de manifiesto la necesidad de que se recurra a la OSCE como foro para abordar las preocupaciones de seguridad de Moscú y no contempla nuevos elementos de seguridad sobre Ucrania.

Tras su encuentro en Moscú de este lunes entre el presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente ruso, Vladimir Putin, el dirigente galo sugirió la idea de que Ucrania se convierta en un país neutral en cuestiones de seguridad, al estilo de Finlandia, que mantiene una posición de equilibrio, al no formar parte de la OTAN pero mantener una relación estrecha con la organización militar.

La respuesta a Lavrov se ha coordinado con la OTAN que esta misma mañana ha enviado su propuesta al Kremlin, reiterando la oferta para seguir el diálogo con la organización militar en el marco del Consejo OTAN-Rusia, que se reunió el pasado 12 de enero por primera vez en dos años y medio.

"Estamos preparados para escuchar las preocupaciones de Rusia y listos para discutir formas de fortalecer los principios fundamentales de la seguridad europea que hemos acordado todos", ha señalado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa junto al primer ministro británico, Boris Johnson.

Según ha indicado, la OTAN ha propuesto sesiones informativas mutuas sobre ejercicios militares y política nuclear, formas de aumentar la transparencia y reducir el riesgo en actividades militares y reducir las ciberamenazas.

Sobre la mesa sigue la oferta para mantener una "conversación seria" sobre control de armas, incluyendo armas nucleares y el despliegue de misiles de corto y medio alcance, ha recordado Stoltenberg.

La última semana se ha producido un baile diplomático con visitas como la de Macron a Moscú y Kiev y la del canciller alemán, Olaf Scholz, a Washington en el marco de los esfuerzos para rebajar la amenaza militar de Rusia, que mantiene un despliegue de 100.000 efectivos en la frontera con Ucrania.

 

La OTAN traslada a Ucrania su apoyo "político y práctico"

Por otro lado, la OTAN ha trasladado este jueves a Ucrania su apoyo "político" y "práctico" ante la amenaza a la seguridad que representa el despliegue de tropas rusas en la frontera con Ucrania y en Bielorrusia.

Así lo ha reiterado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una llamada telefónica con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, para tratar la situación en Ucrania, que llega en plena ronda de contactos de la organización militar con sus miembros y socios para asegurar una respuesta común a Rusia.

"La OTAN continuará el apoyo político y práctico para un socio muy valorado. Pedimos a Rusia que desescale la situación y siga el camino del diálogo para encontrar una solución pacífica", ha señalado el ex primer ministro noruego en un mensaje en Twitter tras mantener el contacto.

Stoltenberg ha redoblado los últimos días los contactos con los aliados ante la amenaza militar rusa, que mantiene 100.000 tropas y unidades logísticas a las puertas de Ucrania y ha desplegado 30.000 fuerzas en Bielorrusia para realizar maniobras conjuntas.

Desde principios de mes, el jefe político de la OTAN ha mantenido contactos con el presidente de Turquia, Recep Tayyip Erdogan, el de Francia, Emmanuel Macron, o los primeros ministros de Países Bajos, Bulgaria, Dinamarca y Hungría, éste último en plena visita de Viktor Orbán a Moscú.

Además, recibió este lunes al presidente polaco, Andrezj Duda, y el jueves al primer ministro británico, Boris Johnson, en la sede de la Alianza Atlántica, ante los que defendió la presencia militar en el flanco oriental, y viaja a Rumanía este viernes para entrevistarse con el presidente, Klaus Iohannis, con el aumento de las tropas de la OTAN en el país sobre la mesa.