scorecardresearch

Renault trabaja en un prototipo de vehículo autónomo

ICAL
-

El Centro de I+D+i de la marca del rombo, que está ubicado en Valladolid y que cuenta con más de 1.000 ingenieros, es el centro de operaciones que lidera este proyecto centrado en el ámbito industrial

Un vehículo sale de la factoría de Palencia - Foto: Juan Mellado

Renault Group trabaja en un prototipo de vehículo autónomo para el entorno industrial, sin conductor en entorno controlado, en la factoría de Palencia. Se apoyará en la utilización de infraestructura conectada y de nuevos algoritmos basados en inteligencia artificial.

Forma parte del proyecto R3CAV?(siglas en inglés de Vehículo Autónomo, Robusto, Confiable y Resilientemente Conectado), en el que están integrados Alsa GMW, Indra. Masermic, Masmovil y Sigma, que les posiciona a la vanguardia de las tecnologías necesarias para desarrollar los futuros vehículos autónomos y conectados.

Junto al prototipo de vehículo autónomo, trabajan en otro cuya funcionalidad futura será de shuttle, para el transporte de personas en la localidad de Alcobendas, Madrid. En este caso, además de sistemas de conectividad y comunicación, también se están desarrollando sistemas de navegación autónoma y posicionamiento.

Tras un arranque marcado por un contexto pandémico, los socios han celebrado su primera reunión de trabajo presencial en el Centro de I+D+i de la marca del rombo, que está ubicado en Valladolid y que cuenta con más de 1.000 ingenieros, para continuar avanzando en este proyecto financiado con fondos Next Generation. Este pretende contribuir al desarrollo de tecnologías relevantes de aplicación en el ámbito de la automoción, así como posibilitar una rápida recuperación del sector basada en el fortalecimiento de las capacidades innovadoras y abordar los retos de la movilidad sostenible, cero emisiones y vehículo conectado y autónomo. 

El proyecto R3CAV  incluye el desarrollo de una nueva arquitectura adaptable destinada a la creación de futuros vehículos autónomos y conectados, capaces de operar con diferentes niveles de autonomía. 

Renault tiene dos objetivos particulares. El primero es diseñar los nuevos sistemas conectados de ayuda al conductor con el objetivo de incrementar la seguridad en dos situaciones clave: intersecciones que corresponden a más del 50 por ciento de las situaciones de accidente en tráfico urbano y la conducción preventiva gracias a la información de la infraestructura.

«Renault pone toda su experiencia y saber hacer y medios tecnológicos a disposición de un proyecto pionero, que contribuirá al desarrollo de tecnologías relevantes en el ámbito de la automoción y fortalecerá las capacidades innovadoras gracias al trabajo conjunto de empresas, universidades y centros de investigación punteros», explica el director de Ingeniería de Renault Group en España, José Gonzalez-Para.