scorecardresearch

Aparece en el Duero el cadáver de un empresario palentino

Alberto Abascal
-

La familia de Francisco Javier Polanco García había denunciado su desaparición el pasado 4 de diciembre · La investigación se había centrado en el barrio de San Juanillo de la capital

Aparece en el Duero el cadáver de un empresario palentino - Foto: EL DÍA DE VALLADOLID

Los bomberos de la Diputación de Valladolid rescataron, alrededor de las 12,20 horas del miércoles, el cadáver de un hombre en la zona de la pesquera del río Duero a su paso por Tordesillas. Se trataría del cuerpo sin vida de Francisco Javier Polanco García, el empresario palentino aunque afincado en la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda desaparecido el pasado 4 de diciembre, según informaron fuentes de la localidad.

Los bomberos recibieron el aviso del Servicio de Emergencias 112 en el que se avisaba de un cuerpo flotando en el río. Inmediatamente acudieron efectivos del parque de Bomberos de Tordesillas que realizaron el rescate del cadáver. Hasta el lugar se desplazaron también agentes de la Policía Local de Tordesillas, Guardia Civil y personal sanitario.

La familia de Francisco Javier Polanco García denunció su desaparición el pasado 11 de diciembre. Tenía 39 años y desapareció el pasado sábado, 4 de diciembre. La Policía había localizado su vehículo en Tordesillas, pero no existían más rastros hasta el jueves. De hecho, la Asociación SOS Desaparecidos se había hecho eco de este caso y había proporcionado sus datos físicos y unos teléfonos de contacto además de email. 

Aparece en el Duero el cadáver de un empresario palentinoAparece en el Duero el cadáver de un empresario palentino - Foto: EL DÍA DE VALLADOLIDSegún la información aportada a este periódico, varios pasquines con la imagen del empresario palentino habían sido distribuidos en Palencia y más concretamente por el barrio de San Juanillo, especialmente entre los establecimientos públicos con el propósito de localizarle. La investigación para dar con su paradero se centró primero en la orilla del río Duero, a la altura de Tordesillas, término municipal en el que se encontró el coche de su propiedad, y luego se trasladó a Palencia, de donde es oriunda la familia. Al parecer, sus familiares llegaron a tener incluso informaciones que apuntaban a que le habían visto por alguno de los bares de la zona de San Juanillo, pero no se pudo confirmar.