Monzón pide a la Diputación nuevos planes para el castillo

A. Rodríguez
-

El debate entre el consistorio del municipio y la institución provincial sigue estancado un año después de la marcha vecinal en protesta por la situación de abandono de la fortaleza

El regidor del municipio, Mariano Martínez, reclama a la institución provincial que propongan soluciones y nuevos proyectos al no aceptar sus sugerencias - Foto: Juan Mellado

Los vecinos de Monzón realizaron el verano pasado una marcha desde el pueblo hasta la Diputación en protesta por la situación del castillo, que permanecía cerrado al público, con el lema «Monzón unido por un castillo vivo». La polémica se acentuó cuando la administración provincial mostró interés en que fuera el Ayuntamiento del pueblo quien llevara a cabo la gestión de la fortaleza.


En aquel momento, el alcalde de Monzón, Mariano Martínez, afirmó  que «no es de recibo que después de 18 años cerrado y en un mal estado de conservación, la Diputación proponga que el Consistorio se haga cargo del castillo». El debate nunca llegó a cerrarse y, por ello,recientemente el alcalde del municipio, Mariano Martínez, se lamentó de nuevo por la situación actual del castillo que «sigue cerrado y todavía no hay obras que lo encaminen a ser utilizado». 


El regidor afirmó que «pese a que existe un acuerdo vigente que permite visitar el patio exterior, conocido como patio de armas,  no tiene apenas repercusión en el número de visitantes». Esta iniciativa, aunque no tan exitosa como le gustaría al primer edil, no es la primera que plantea el Ayuntamiento de Monzón a la Diputación. 


Uno de los proyectos que quedaron en tierra de nadie fue el plan que tejieron el Ayuntamiento de Monzón y la Universidad de Valladolid en conjunto hace tres años. Martínez explicó que «se pretendía hacer un fortín polivalente que contara con, un castillo-escuela para que los alumnos de ESO pudieran realizar una actividad lúdica y de ocio cultural diferente». En su momento, la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, respondió que «el proyecto que promovía el Ayuntamiento de Monzón no era viable».


Pese a que esta situación se dilata en el tiempo, el primer edil del municipio aseveró que «no dejará de intentarlo, pero primero tiene que haber voluntad política y planes de futuro». Martínez considera que «el trabajo por parte del Consistorio está hecho, ya que se propusieron ideas y planes que fueron rechazados o quedaron en el olvido. Pese a esto, Monzón sigue abierto a nuevas iniciativas y gestiones que puedan potenciar el patrimonio del castillo, aunque debe ser la Diputación quien lo lidere».


TIEMPO. La situación del castillo empeoró hace un año con la caída de un rayo en una de las almenas el 13 de julio, tras un intenso período de tormentas eléctricas en la zona. La institución provincial destinó 12.000 euros de urgencia para las restauraciones de los exteriores del fortín así como para la reparación del pararrayos, que también fue dañado. Estos desperfectos, aunque causados por accidente, encendieron más el ya caldeado debate entre el consistorio y la institución provincial.


El alcalde de Monzón adelantó que «desde el Ayuntamiento se plantearán diferentes iniciativas que sirvan de reivindicación del patrimonio cultural que representa este castillo, aprovechando que en poco tiempo se cumplirán 20 años de su cierre de puertas». El regidor de Monzón mostró su interés en colaborar junto a otras instituciones, ya sea a nivel provincial, regional o nacional, para conformar un proyecto que potencie el valor del fuerte, que fue propuesto el pasado septiembre para convertirse en Parador Nacional. 
Martínez explicó que pidió «mantener una reunión con la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, para tratar ideas de cara al castillo»; sin embargo, ese encuentro todavía no ha tenido lugar. «En esa reunión quiero conocer cuáles son las intenciones de la administración provincial para el castillo de cara al futuro y, asimismo, saber si actualmente tienen algún proyecto en mente que vaya a potenciar el patrimonio cultural del fuerte», afirmó el primer edil de Monzón


Por su parte, la Diputación no quiso realizar ningún comentario sobre el tema al «no haber novedad alguna al respecto», según afirmaron desde el palacio provincial.