Lo mejor fueron los tres puntos

Alberto Moreno
-

Deporcyl se contagió del ritmo lento de su rival y tuvo que remontar en la segunda parte. Joselu, Chuco y Christian, en dos ocasiones, autores de los goles locales

Lo mejor fueron los tres puntos - Foto: Óscar Navarro

deporcyl guardo fs. Gómez, David, Albertín, Joselu, Chochy-equipo inicial-Edu, Róbert, Kuin, Christian, Aarón, Chuco, Chefo, 
kukuiaga. Imanol, Axel, Cortés, Yenes, Vela-equipo inicial-Nacho, Iñaki, Álex, Xabi, Íker, Aritz, Acedo,
goles. 0-1, minuto 14: Acedo. 1-1, minuto 15: Joselu. 1-2, minuto 18: Áxel. 2-2, minuto 231: Chuco. 3-2, minuto 32: Christian. 4-2, minuto 35: Christian. 4-3, minuto 39: Acedo.
árbitros. Bernardo Carrera y María Concepción Ramiro, asturianos.
 

Partido de contrastes. Por un lado, un primer tiempo malo de los locales que en ningún momento tuvieron ritmo ni intensidad, ante un Kukuiaga que hizo su partido, marcó la pausa suficiente para jugar a lo que ellos querían y fueron un muro ante las llegadas locales.
El guión no le pido salir mejor al Kukuiaga que con un disparo lejano se ponía por delante en el marcador (0-1), y obligaba a los locales a meter una marcha más, pero de nuevo se acabaron contagiando del ritmo lento del conjunto vasco. A pesar de todo Joselu consiguió el empate tras finalizar magistralmente una falta para poner las tablas en el marcador (1-1). En esta recta final de la primera mitad Kukuiaga volvía a ponerse por delante en el marcador en una jugada desafortunada del conjunto local que veía como se iba en desventaja al descanso (1-2).
Tras el paso por vestuarios Deporcyl cambió radicalmente su actitud, subió la línea de presión apretando la salida de balón y no dejando respirar a un Kukuiaga que se vio claramente superado. Las ocasiones se iban sucediendo pero el balón no quería entrar hasta que Chuco, con un espléndido lanzamiento, ponía de nuevo las tablas (2-2) y a partir de aquí, monólogo del conjunto local, que tuvo los mejores minutos y con un magnífico tanto de Cristian dio la vuelta al marcador (3-2).
A partir de este instante el ritmo bajó considerablemente pero Deporcyl tiró de fondo de armario para marcar una intensidad alta fruto de la cual de nuevo Cristian conseguía un gran tanto para poner tierra de por medio (4-2).
Con este resultado se llegó a la recta final del encuentro donde Kukuiaga arriesgó con portero jugador pero se encontró con un cuadro guardense bien plantado en cancha que defendió los ataques de un conjunto vasco que en el último minuto recortó diferencias poniendo un 4-3 que a la postre sería definitivo. En definitiva, lo mejor fueron los tres puntos.