Cierra Villandrando

DP
-

Tras la rehabilitación del edificio, las instalaciones se inauguraron en septiembre de 2007. A la hora de retomar la actividad, ya que decidió retrasar el curso hasta después de Navidad, menos del 10% de familias presentó solicitud

Cierra Villandrando

El Centro de Educación Infantil Villandrando, cuya puesta en marcha tuvo lugar en septiembre de 2007, cierra sus puertas. Con motivo de la pandemia por Covid-19, decidió retrasar el inicio del curso 2020-2021 a después de Navidades. Al intentar retomar la actividad  fue menos del 10 por ciento de las familias que, en las condiciones actuales de salud pública, solicitó la preinscripción para sus hijos. «Esta situación de inactividad genera que no se pueda mantener por más tiempo el pago de las correspondientes cuotas a la Seguridad Social, teniendo en cuenta que la mayoría de los contratos realizados -que son a mujeres jóvenes de Palencia- tienen carácter indefinido», afirma el Patronado de la Fundación Villandrando, que añade que, ante la perspectiva de «inestabilidad» e «incertidumbre», -la incidencia de la pandemia no cede y el horizonte de una tendencia a la denominada nueva normalidad no se alcanzará, en su caso, hasta dentro de unos meses-, «se cierran las posibilidades crediticias y de financiación». A esto se suma que «la tendencia política que se sigue en el ámbito social y educativo no facilita una perspectiva de futuro estable para este tipo de centros educativos».

Por todo ello, el Patronato de la Fundación Villandrando, «muy a su pesar» y después de valorar todas las alternativas posibles, «se ve obligado a no poder continuar con su proyecto educativo» y, respecto a los planes para las instalaciones, quiere «priorizar el ofrecimiento a las distintas administraciones públicas».

El Patronato de la Fundación Villandrando muestra su agradecimiento a las cientos de familias palentinas por la confianza que depositaron en su proyecto educativo;  a las trabajadoras por su profesionalidad demostrada al haber hecho de este centro un referente en educación infantil y solicita comprensión y disculpas. 

Desde el Patronato, su secretario, Luis Jolín, destaca en el balance de estos años 

haber prestado «un servicio de calidad y excelencia a la sociedad palentina» a través  de la iniciativa de crear un centro de Educación Infantil (0 a 3 años) por el que han pasado más de mil niños y del que «guardarán memoria histórica de la educación recibida».

Asimismo, Jolín recalca el hecho de haber logrado generar más de quince puestos de trabajo directos  para mujeres jóvenes, altamente cualificadas,  en Palencia, con contrato indefinido. También hace referencia en ese balance a que el Centro (católico) de Educación Infantil  Villandrando «ha conseguido alegrar la calle Mayor  con los carros y correrías de esos infantes de chándal rojo, además de formar ya parte de un imaginario colectivo».

Haber invertido en la rehabilitación estructural de uno de los edificios más emblámaticos de la ciudad (obra de Jerónimo Arroyo), declarado Bien de Interés Cultural y «haber logrado todo lo expuesto sin ayudas ni subvenciones de las distintas administraciones, y procurando un cumplimiento minucioso de las múltiples legislaciones vigentes», son cuestiones que Luis Jolín pone de relieve en este balance.

A lo largo de su existencia, Villandrando ha sido escuela, residencia de estudiantes (becarias de BUP, COU y FP tuteladas por el Ministerio de Trabajo), parvulario. Durante casi un siglo, la benemérita labor desarrollada por las Hijas de la Caridad lo convirtió en un referente de educación en Palencia.



Las más vistas