scorecardresearch

Participación activa

DP
-

Las residencias de mayores de la Fundación Santa María la Real crean un órgano consultivo para fomentar las aportaciones de familiares y residentes y facilitar la vida diaria mediante un diálogo real y cercano

Participación activa

Las dos residencias Tercera Actividad que gestiona la Fundación Santa María la Real en Aguilar de Campoo y Valdelafuente acaban de estrenar sendos consejos de participación. 

El objetivo de este nuevo órgano consultivo, que ya ha comenzado su andadura en ambos centros, es fomentar la participación de familiares y residentes para facilitar la vida diaria en Tercera Actividad, los centros de atención a personas mayores y también para dependientes.

Cada consejo está compuesto por ocho personas y su principal cometido es facilitar un diálogo real y cercano en torno al día a día de cada uno de los centros. Integran esta iniciativa una persona del equipo técnico que asume la presidencia, la dirección de cada centro que se ocupa de la secretaría y, junto a ellos ,dos residentes, dos profesionales del equipo base y dos familiares. «Nuestro reto es escuchar las peticiones y demandas tanto de residentes como de sus familiares, abrir una nueva vía de comunicación estable, que nos permita mejorar el día a día de nuestros centros», explican desde las residencias  Tercera Actividad de Santa María la Real. 

De este modo, se agilizarán los procesos de comunicación y será más sencillo trasladar a familiares y residentes programas de su interés, además, pueden surgir nuevas sinergias u opciones de colaboración con otras entidades y organizaciones del entorno.

Ambos consejos de Aguilar y Valdelafuente se han constituido y reunido ya. De hecho, ya han surgido las primeras ideas. Así, por ejemplo, en Aguilar se ha planteado la creación de un club de teatro y en León otro dedicado a la lectura. 

En ambos centros residenciales se incentivarán las actividades dirigidas a las personas que tienen un mayor deterioro cognitivo, para lo cual se potenciará la red de voluntariado y se facilitará una mayor participación de las familias en las actividades de ocio y tiempo libre.

Los reuniones del consejo serán cuatrimestrales, pero quienes lo deseen podrán hacer llegar sus sugerencias e ideas, a través de los buzones habilitados en la recepción de cada uno de los centros o en el correo electrónico terceraactividad@santamarialareal.org.

DÍA DEL ABRAZO. Por otro lado,  los dos centros de atención a personas mayores y dependientes gestionados por la Fundación Santa María la Real celebraron el Día Mundial del Abrazo. Sin duda esta actividad simbólica tiene un efecto terapéutico en los residentes, como le ocurre a Natividad Fernández, una de las personas que conviven a diario en la instalación de Valdelafuente. Ella lo tiene claro: «Los abrazos convierten un mal día, en uno maravilloso, son más valiosos que la medicina», asegura, mientras se aferra con fuerza a otra residente, Mari Cruz, con un simple gesto que les  une y sirve incluso para compartir en silencio las penas, haciéndolas así más llevaderas. De hecho, a veces, sobran las razones. Un abrazo como el que María Natal, auxiliar de enfermería, le da a Jacoba, puede servir para templar nervios. Otros, como el de José, gerocultor, y Nati, expresan un cariño mutuo de una forma mucho más evidente que las palabras.