scorecardresearch

La lucha contra esta lacra social debe ser diaria

DP
-

Cientos de personas participan en la manifestación convocada por la Plataforma por los derechos de las mujeres que concluyó con un homenaje a Raquel Carrión. La ciudad levanta la voz en actos organizados en distintos escenarios

La lucha contra esta lacra social debe ser diaria - Foto: Óscar Navarro

Este año en que la violencia de género ha tocado de cerca toda vez que una la víctimas mortales fue una vecina de la capital, Raquel Carrión, la manifestación convocada por la Plataforma por los derechos de las mujeres concluyó el homenaje de sus compañeras de trabajo, una vez que se dio lectura al manifiesto con el mensaje Son violencias machistas. «Queremos que todas las acciones y todos los actos en torno a esta fecha se extiendan todos los días del año. La lucha de la ciudadanía por una vida libre de violencias debe ser diaria», recogía.

Según la Plataforma, «asistimos a un tiempo en el que la violencia machista se quiere invisibilizar por una parte de la sociedad, hacer cómo si no existiera, incluso la cambian de nombre». «La violencia es machista y es una realidad objetiva: nuestro país supera la media de 60 mujeres asesinadas por año, estos crímenes los cometen parejas, exparejas, amigos, familiares, vecinos…», añadió.

El movimiento feminista de Palencia proclamó «la desaprobación y la total condena a la política machista que propone Vox y el gobierno del PP que, niega la historia de la violencia sufrida por las mujeres». Estas políticas ultraconservadoras «tienen como objetivo declarar la guerra al feminismo y los valores que representa la igualdad. Quieren negar la violencia de género. La violencia tiene género y es violencia contra las mujeres», según el manifiesto.

«Las mujeres nos queremos libres, nos queremos rebeldes, nos queremos seguras, las mujeres nos queremos vivas», leyeron, para concluir con «¡Palencia en alto! Contra las violencias machistas, siempre no», concluyeron.

Otro de los manifiestos de la jornada se leyó por la mañana, en la plaza Mayor, a cargo del Consejo Municipal de la Mujer. Pusieron voz al texto elaborado Raquel Martín, concejala de Servicios Sociales; Marisa Narganes, agente de Igualdad del Ayuntamiento;  Concha Lobejón, de la UPP;  Rosa Andrés, presidenta de la AECC Palencia;  Elena Villamediana, secretaria provincial de CCOO; Feli Abad, de Asaja;  Lurdes Álvares de Mon;  Juan Antonio Obispo, diputado provincial; Marisol Aragón, de Mujeres en Igualdad; Gema Infante, coordinadora de Igualdad del Ayuntamiento;  Amelia González, jefa del Servicio de Mujer de la Junta;  Sara Tranche, de Cruz Roja y Almudena Luis, jefa Unidad Violencia Subdelegación Gobierno.

«Este 25 de noviembre, las entidades que formamos el Consejo de la Mujer en Palencia queremos poner el acento, en la necesaria complicidad de toda la ciudadanía, y de las instituciones. Tenemos la responsabilidad de decir Basta ya a la violencia y a aquellos que la ejercen, condenando los comportamientos, comentarios, actitudes machistas», según el manifiesto. «No dejemos de soñar un mundo mejor», y ojalá «desaparezcan los actos de violencia machistas por el uso de tecnologías de la información, redes sociales, webs, que afectan a la dignidad y los derechos de adolescentes, jóvenes, mujeres, reforzando estereotipos machistas, dañando la dignidad y reputación, atentando contra la privacidad y la libertad de la mujer»; ojalá «las redes sociales sirvan de instrumento de apoyo mutuo y de sororidad, que sean canal de denuncia y visibilizacón de todas las formas de violencia machista, se conviertan en instrumentos de concienciación y supervivencia».

Concluida la lectura del manifiesto se realizó una performance con alumnos del IES  Virgen de la Calle, usuarios del centro Fidel Ramos, Conservatorio y AMGu. «A ti, Raquel, que luchabas por sentirte libre, por sentirte vida, por sentirte mujer; a ti, Manuela, que anhelabas en silencio el camino de la libertad; a ti, María, que escribias poemas en busca de la felicidad...», leyeron, para finalizar con la formación de Ni una más. 

Además, la Fundación San Cebrián colaboró con el Consistorio en la plantación de 38 lavandas detrás del pabellón Mariano Haro, en el Cristo, al lado de la calle de Clara Campoamor, en homenaje a las víctimas por violencia de género de este año. Participaron en el acto colegios de la zona y alguna clase del Virgen de la Calle.

 La Asociación de Vecinos San Juanillo organizó junto con los centros educativos del barrio, IES Victorio Macho y CEIP Sofía Tartilán un acto en contra de la violencia de género en el que se leyó un manifiesto en el que se exponía que «no puede considerarse un problema exclusivo de las mujeres; todas las comunidades educativas, las instituciones y la sociedad en general, debemos participar en la erradicación de esta lacra social».

educación. El campus de la UVa en Palencia se sumó a la celebración del Día Internacional Contra la Violencia de Género, con la lectura del manifiesto de Crue Universidades Españolas a la entrada del Aulario y del edificio principal de Agrarias. «La Educación es prioritaria en la lucha contra la desigualdad y contra la violencia de género. Es fundamental en la prevención, pero también en la detección. Por eso, debemos reforzar la investigación, indispensable para conocer en profundidad las causas de las violencias y ofrecer soluciones que contribuyan a la erradicación de las violencias y a la reparación de las víctimas», decía.

Coincidiendo con el acto, La Yutera programó distintas actividades, con las que quiso rendir un homenaje a las mujeres asesinadas a lo largo de 2022. Entre otras, la lectura de los nombres de estas mujeres víctimas de la violencia de género, mientras el estudiante, Ángel Pozo, del Programa de estudios conjunto del Grado de Educación Infantil y de Primaria de la Facultad de Educación en Palencia, interpretó al violín Si la nieve se hiela.

Los sindicatos CCOO y la UGT, que se concentraron en la plaza de los Juzgados, reiteraron su compromiso con la erradicación de cualquier forma de violencia contra las mujeres e hicieon un llamamiento a los trabajadores y al conjunto de la ciudadanía para combatirlas hasta su total eliminación, tanto de los centros de trabajo como de la sociedad en su conjunto. En el ámbito de su competencia,  mostraron su compromiso a formar y sensibilizar a su activo sindical frente a las violencias machistas; negociar planes de igualdad y medidas de acción positiva en la negociación colectiva que contribuyan a la erradicación de las discriminaciones, los estereotipos y la violencia, entre otros asuntos. 

UGT y CCCO, según el comunicado que leyeron, creen que «es deber de las fuerzas democráticas reforzar el consenso frente a las violencias machistas y rechazar frontalmente los discursos negacionistas que minimizan su incidencia y ponen en riesgo todo lo avanzado».