scorecardresearch

El lado más solidario de Tierra de Sabor

SPC
-

La Junta subvenciona con 225.000 euros a Cruz Roja, Cáritas y el Banco de Alimentos para «ayudar a las familias más vulnerables»

Representantes del Banco de Alimentos, Cáritas y Cruz Roja junto a los consejeros Jesús Julio Carnero (c) y Isabel Blanco (2i), y el aventurero Jesús Calleja (3d). - Foto: Campillo (Ical)

Las familias más vulnerables podrán contar esta Navidad con productos Tierra de Sabor. El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, firmó ayer en Villaquilambre (León) la subvención aprobada en Consejo de Gobierno mediante la que se otorgan un total de 225.000 euros a Cruz Roja Española de Castilla y León, Cáritas Diocesana Autonómica de Castilla y León y la Federación del Banco de Alimentos de Castilla y León.

Para ello, la Junta aporta la cantidad de 75.000 euros a cada una de las entidades para la adquisición de productos agroalimentarios de cercanía de Castilla y León adheridos a Tierra de Sabor y su reparto «entre las personas que más lo necesitan». Carnero recordó que esta iniciativa se llevó a cabo también el pasado año, debido al convencimiento de que «Tierra de Sabor, nuestros agricultores, ganaderos y la industria agroalimentaria tenían que estar al lado de quienes lo necesitan en esta situación de pandemia» a través de «un matrimonio de Tierra de Sabor con las instituciones que se basa en un compromiso con la calidad y la calidez de las personas».

También participó en el acto la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, quien resaltó que esta iniciativa «pone encima de la mesa el compromiso del Gobierno autonómico con las personas más vulnerables de Castilla y León». En este sentido, recordó la existencia de la Red de Protección a las familias en situación de vulnerabilidad económica y social, una herramienta que garantiza la provisión de productos de primera necesidad, la prestación de ayudas para paliar la pobreza energética y recursos para cubrir necesidades básicas, ingresos mínimos y apoyos para promover la integración sociolaboral.

El embajador de Tierra de Sabor, Jesús Calleja, también estuvo presente en un acto en el que el leonés resaltó la necesidad de «tener sensibilidad hacia los demás» ante la existencia de «familias que tienen el drama de no tener qué comer», algo «brutal» para lo que «animó a todos a colaborar también de forma privada al Banco de Alimentos».

Por entidades, Cruz Roja Española en Castilla y León atendió a más de 2.500, un porcentaje de ayudas de ellas «destinadas al medio rural», donde «el 70% fueron para mujeres». En el caso del Banco de Alimentos, se atendió a cerca de 63.000 personas, mientras que la colaboración con Tierra de Sabor «permitió incrementar en la dieta de las familias con productos como legumbres, leche y embutidos». Finalmente, Cáritas Diocesana pudo atender a unas 120.000 personas.