scorecardresearch
Carmen Quintanilla Buey

Otra mirada

Carmen Quintanilla Buey


Manténgase a la espera

19/08/2022

Llevo una larga temporada intentando contactar  telefónicamente con determinada compañía eléctrica porque quiero manifestar mi desacuerdo con temas relacionados con precios comparativos con otras compañías, ventajas, descuentos, atenciones... y todo ello  de cara a mí, como cliente. Sí, porque opino que lo mío pega un bajón considerable, y por ello quiero contar, que me cuenten..., en fin, cambiar impresiones para después, yo, obrar en consecuencia, puesto que lo que abundan son las ofertas hablando de baremos, con todas sus ventajas económicas. Pero nada: Llamo, y una máquina me dice y redice: -Nuestros agentes están en estos momentos todos ocupados, por lo tanto manténgase a la espera, por favor. -Y claro, me mantengo a la espera. Estoy un rato de pie, luego me apoltrono  mientras suena una musiquilla de espacio cortito, muy repetitivo, machacón, ¡insoportable!...¡ mejor sería que pusieran la pieza musical completa, para que además de aprendérnosla de memoria, soportáramos la pelmada resignados, pero no, un minuto y otra vez...y otra...y otra...! El soniquete de momento lo aguantas con la esperanza de que dé la cara lo que buscas, pero luego empieza a sonar a tertulia en tanatorio. Y cuando ya no puedes aguantar más, terminas colgando el teléfono. Y así un día y otro día....un mes y otro mes pasó... -como diría Don Juan Tenorio-. He llamado a Palencia, donde al parecer hay oficinas de dicha empresa, pero nadie responde, y comentándolo, me dicen que hay que acudir personalmente para este tipo de consultas, que  tienen que ser «vis a vis «, y en carne viva y cercana, así que tendré que acudir cuando pueda, pero será para mandar al cuerno
a un sistema aclaratorio más turbio que nuestros ríos en verano. Y mientras tanto, sigo pagando recibos al parecer fuera de lo normal, siguen estando todos los agentes ocupados... Ahora, que mucha gente quiere trabajar y no encuentra puestos libres... ¿cómo es posible tal saturación  de agentes ocupados que ni siquiera puedan responder a una llamada? ¡ Eso se resuelve en un pis pas ampliando la plantilla para que siempre, siempre atiendan de inmediato!  Hoy pensaba recurrir a la insistencia telefónica, pero acabo de llegar de misa, y vengo supersaturada de música celestial, así que paso de más música. He omitido  poner de relieve el nombre de la empresa aludida, con protesta incluída,porque un amigo muy repipi me ha dicho: ¡No se te ocurra dar el titular de tal compañía porque te puede salir caro! Y yo le he respondido: Pero...¿más caro, todavía?

ARCHIVADO EN: Precios, Palencia