scorecardresearch

El comercio reclama luz en sus escaparates más allá de las 22h

César Ceinos
-

María José López, de Palencia Abierta, pide «sentido común», mientras que FernandoTejerina, de Fecopa, asegura que «si hay movimiento, lo lógico es que dejemos dada la luz»

Aspecto de la calle Mayor de Palencia antes de las 22 horas, con las luces de los escaparates encendidas. - Foto: Sara Muniosguren

Las luces navideñas iluminan, desde el pasado viernes, las calles de la capital a partir de las seis de la tarde. A esa hora también pueden tener luz los escaparates de los negocios, pero estos, a diferencia de las primeras, tendrán que estar apagados a las diez de la noche. Así lo regula el Real Decreto-ley 14/2022, de 1 de agosto. Concretamente aparece publicado en el cuarto punto del artículo 29: «El alumbrado de escaparates (...) deberá mantenerse apagado desde las 22 horas».

En Palencia, al igual que en otros puntos del país, reclaman, al menos, que hasta la llegada de los Reyes Magos se puedan iluminar las zonas de exposición durante más tiempo. Esta situación, que lleva dándose desde el verano, no es nueva, pero en estas fechas aflora el debate con fuerza al llegar la campaña navideña, una época en la que las luces son una parte muy importante en la decoración de los establecimientos comerciales, y en la que algunos de ellos concentran una buena parte de la facturación anual.

«Creo que todos entendemos que nos debían de haber dejado aplicar el sentido común. Lo lógico será tener encendidos los escaparates más allá de las 22 horas porque nos ayudan a vender. Hay días que quizá estén apagados antes porque no haya nadie por la calle, pero otros, como vísperas de festivos o fines de semana, que sí. Son elementos muy destacados para el comercio. En Navidad hay mucha gente en la calle y nos esforzamos  aún más por ponerlos muy bonitos en estas fechas. Además, sirven para alegrar la ciudad. La luz del comercio es muy importante», asegura la presidenta de Palencia Abierta, María José López.

Respecto al objetivo de la disposición legal, el ahorro de energía, explica que «todos, o el 99%» de los empresarios de la asociación que lidera utilizan luces LED para alumbrar sus escaparates, lo que supone que el consumo «sea mínimo».«Sin embargo, es muy importante para nosotros como elemento de venta y para Palencia como elemento de dinamización, de alegría y de seguridad», añade la máxima responsable de Palencia Abierta. Además, recuerda que la factura de estos puntos corre de su cuenta. «Pedimos que nos dejen hacer las cosas, que no tenemos mal criterio. ¡Si vamos a pagar nosotros la luz! ¡Cómo no vamos a hacerlo bien!», manifiesta.

En líneas muy similares se expresa el presidente de laFederación del Comercio Palentino (Fecopa),Fernando Tejerina, quien aboga por cambios horarios en el Real Decreto-ley, especialmente en épocas como la Navidad y o laSemana Santa. «Son fechas de pasear y de ver escaparates», manifiesta.  «A todos nos aprieta la cartera y si hace frío a las 22,30 horas apagas las luces», declara el responsable de Fecopa antes de destacar que, hasta donde él conoce, no ha habido multas por esta cuestión en Castilla y León. Asimismo, califica de «completamente ridículo» que las luces de la calle estén encendidas y haya que apagar las de los negocios a partir de la hora que marca el Boletín Oficial del Estado (BOE), especialmente en establecimientos que estén abiertos. Por último, prevé que los negocios no derrocharán energía, si bien insiste en que la medida tendría que tener otro punto de vista. «Con el precio que tiene, apagamos cuanto antes por el coste, pero si hay movimiento es lógico que la dejemos encendida», declara.

La Confederación Española de Comercio (CEC), entidad de la que forma parte Fecopa, pidió recientemente al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo «una relajación de las restricciones de los horarios de los alumbrados de los escaparates». «Teniendo en cuenta la importancia de una fecha tan señalada como la navidad y manteniendo siempre en cuenta el objetivo del ahorro, consideramos que este último puede lograrse ampliando la hora límite de apagado más allá de las 22 horas», añaden desde la organización estatal.

Para defender esta propuesta, ponen sobre la mesa que los comerciantes son «responsables» y que apuestan por «aquellas actuaciones que velen por la sostenibilidad y el ahorro energético», pero, al igual que explica López, sostienen que «cualquier medida debe guiarse siempre por la flexibilidad y el sentido común». Igualmente, en este caso, dejan claro que el alumbrado está «encaminado a dinamizar el consumo en una situación tan complicada como la actual». En otras ciudades también se escucharon hace poco comentarios de este tipo. En Valladolid, sin ir más lejos, la Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) se sumó a la petición de la CEC.