Encierros como seña de identidad en Villarramiel

Rubén Abad
-

El Ayuntamiento terracampino programa ocho festejos taurinos que arrancan mañana con la vaquilla de prueba

Encierros como seña de identidad en Villarramiel

Los vecinos de Villaramiel están inmersos en sus fiestas patronales de San Bartolomé, declaradas de interés turístico regional desde el año 1990 y cuyo día grande es el 24 de agosto. Nueve días para escapar de la rutina, reencontrarse con viejos amigos y disfrutar a pie de calle del extenso abanico de propuestas organizado por el Ayuntamiento, que procura preparar un cóctel del agrado de todos, combinando actos tradicionales con nuevas iniciativas.  
Música, deportes y concursos forman parte de un programa festivo en el que destacan, tal y como señala el Consistorio en su página web, los encierros de reses bravas. De esta manera, hay encierrillos a las ocho de la mañana, encierros de tarde a partir de las 19 horas y un encierro a campo abierto. El primero de ellos, conocido como la  vaquilla de prueba, se celebrará mañana jueves, a partir de las 23 horas.
De este modo, talanqueras y barreras tomarán las principales calles de la localidad, que espera durante estos días la visita de cientos de aficionados llegados desde toda la geografía provincial.
«Impresiona el ambiente que generan las más de treinta peñas existentes en la localidad, que dan un colorido muy especial a la fiesta», señalan desde el Ayuntamiento terracampino.
Otro de los grandes atractivos de las fiestas de San Bartolomé es la Feria del Caballo, que alcanzará este sábado su trigésimo novena edición. El programa comprende concurso local de carreras de cintas (11 horas), concurso regional de doma vaquera (17,30) e inspección veterinaria (18).