La provincia crea 300 empleos y reduce su paro un 4,4%

DP
-

La EPA del segundo trimestre describe una Palencia ajena al terremoto que la paralización económica supuso para el país. Su tasa de paro es del 12,09% con 8.600 desempleados

La provincia crea 300 empleos y reduce su paro un 4,4% - Foto: Alberto Rodrigo

Mientras la paralización económica durante la declaración del estado de alarma entre mediados de marzo y finales de junio ha provocado la destrucción de empleos a nivel nacional y regional, Palencia se ha comportado como la irreductible aldea gala de Astérix y cuenta con 300 puestos de trabajo más respecto al primer trimestre del año, con un aumento en el número de ocupados del 0,48% hasta un total de 62.800, lo que hace que sea la única provincia que crece en este aspecto en la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer por INE. 
De hecho, Palencia tiene 400 parados menos que en marzo, un 4,44 por ciento hasta un total de 8.600, mientras que si se comparan los datos con la EPA de 2019, el número de desempleados descendió un 2,27 por ciento en la provincia, lo que supone 200 puestos de trabajo más. De esta forma, la tasa de paro en Palencia se sitúa en el 12,09 por ciento, la cuarta más baja de las nueve provincias de Castilla y León.
interprovincial. A nivel regional, durante el segundo trimestre del año  se destruyeron 57.200 empleos, con un descenso del 5,8 por ciento en la ocupación en la autonomía, por encima del descenso del 5,46 por ciento registrado en el conjunto del país, donde se destruyeron 1,07 millones de empleos. En la comparativa interanual, los ocupados descendieron en 62.600 personas, un 6,32 por ciento en la Comunidad, y en 1.197.700 en España, un 6,05 por ciento.
El análisis provincial revela en la comparación intertrimestral que el paro subió un 33,3 por ciento en Burgos (con 5.600 parados más) y en Segovia un 2,82 por ciento (200 más), mientras que se mantuvo sin variación en Ávila, y descendió un 13,95 por ciento en Soria (600 parados menos), un 13,08 por ciento en Zamora (1.400), un 10,2 por ciento en Salamanca (2.000), un 5,84 por ciento en León (1.800), un 4,44 por ciento en Palencia (400) y un 4,12 por ciento en Valladolid (1.000).
En términos interanuales, el número de parados aumentó un 43,59 por ciento en Burgos (6.800 más) y un 12,84 por ciento en León (3.300 más). Por el contrario, descendió un 19,63 por ciento en Salamanca (4.300), un 14,96 por ciento en Valladolid (4.100), un 13,08 por ciento en Zamora (1.400), un 9,71 por ciento en Ávila (1.000), un 3,95 por ciento en Segovia (300), un 2,63 por ciento en Soria (100) y un 2,27 por ciento en Palencia (200). 
En cifras absolutas, la mayor tasa de paro se dio en León, Burgos y Zamora, con un 15,35 por ciento, en el primer caso, y un 13,67 y 13,46 en los otros dos. Con el 13,38 por ciento se situó Ávila, seguida por el 12,42 por ciento de Salamanca, el 12,09 por ciento de Palencia, el 10,03 por ciento de Segovia, el 9,82 por ciento de Valladolid y el 8,77 por ciento de Soria.
Mientras, la cifra de ocupados, tal y como se ha reseñado antes, solo aumentó en Palencia, un 0,48 por ciento, con 300 más y un total de 62.800. En Burgos, descendió un 8,58 por ciento, con 13.300 ocupados menos hasta los 141.700; en Valladolid cayó un 7,16 por ciento, con 16.500 menos y un total de 213.800; en Zamora un 6,85 por ciento, con 4.400 menos y 59.800 en total; en León un 6,32 por ciento, con 10.800 menos y un total de 160.000; en Segovia un 5,09 por ciento, con 3.500 menos y 65.300; en Ávila un 4,27 por ciento, con 2.700 y 60.500 en total; en Salamanca un 3,8 por ciento, con 4.900 menos y 124.200; y en Soria un 3,47 por ciento, con 1.400 menos y 28.900 en total. 
Comparativa regional. Pese a todo, el número de desempleados en Castilla y León cayó un 0,92 por ciento en el segundo trimestre del año, en 1.200 personas, en comparación con el primer trimestre de 2020, al cerrar el dato con 130.700 parados. En el conjunto de España se contabilizó un aumento del 1,66 por ciento en el número de parados, con 55.000 más, con lo que la foto fija se cerró con 3,37 millones de desempleados.
En comparación con el segundo trimestre de hace un año, la Comunidad registró una caída del 0,9 por ciento, con 1.200 parados menos. Mientras, en España el volumen de parados aumentó el 4,25 por ciento, con 137.300 personas que se sumaron a las listas. 
La tasa de paro se situó en la Comunidad en el 12,35 por ciento, por debajo del 15,33 por ciento de España. Sobre el dato de hace un año se registró un aumento de 0,59 puntos. En España, la tasa se cerró en el 15,33 por ciento, lo que implicó una caída de 1,31 puntos en términos interanuales.
el resto del país. En comparación con el resto del país, la autonomía se situó en puestos intermedios. Las mayores bajadas trimestrales del paro se dieron en Andalucía, con 48.200 parados menos y un descenso del 5,76 por ciento, así como en Castilla-La Mancha, con 20.900 desempleados menos, lo que implicó una reducción del 11,82 por ciento. Donde las cifras más subieron fue en Cataluña, con 61.300 parados más, un 14,89 por ciento, y en la Comunidad de Madrid, 54.500 más, con un repunte del 14,61. En términos anuales, las mayores reducciones se dieron en Andalucía (47.000 menos, un 5,63 por ciento menos), Canarias (13.300 y un 5,57 por ciento) y Castilla-La Mancha (5.000, un 3,12 por ciento menos).
Las autonomías con mayor descenso trimestral de la ocupación en términos absolutos fueron Cataluña, con 223.700 ocupados menos; Andalucía, con 198.100, y la Comunidad de Madrid, con 184.400. La única autonomía que se salvó de los números rojos fueron las Islas Baleares, que registraron un aumento del 1,82 por ciento, con 9.200 ocupados más. En términos relativos, los mayores desplomes se sufrieron en Canarias (11,62 por ciento), Cataluña (6,48 por ciento) y Andalucía (6,38 por ciento).
A estos datos se suma que Castilla y León perdió 58.400 activos en el segundo trimestre del año sobre el primero, un 5,23 por ciento, hasta quedarse en la cifra de 1,06 millones. En España, con 21,97 millones de activos, esta población perdió 1.019.000 activos, un 4,43 por ciento. En este caso, en términos anuales, Castilla y León perdió 63.700 activos, un 5,68 por ciento, mientras que España perdió 1.060.400 activos, un 4,6 por ciento.
Asimismo, en Castilla y León, en el segundo trimestre de 2020, la tasa de actividad se sitúa en el 51,84 por ciento y la tasa de paro es del 12,35 por ciento. En España es del 55,44 por ciento y del 15,33 por ciento, respectivamente.
Más información en las páginas 19 y 29)