scorecardresearch

La quincena marca una histórica ola de calor

J. Benito Iglesias
-

El Caupa asiste en Urgencias algún caso leve por las consecuencias de una exposición larga al sol, sin que por el momento las altas temperaturas hayan causado patologías graves estos días

La quincena marca una histórica ola de calor - Foto: Óscar Navarro

La jornada de ayer, según la información aportada por el Observatorio Meteorológico de Carralobo de la localidad de Astudillo, alcanzó a las 18 horas una temperatura máxima de 36,5 grados. La cifra es histórica dado que en la provincia nunca se dio en la primera quincena de junio una subida del mercurio similar desde que en 1986 el responsable de este centro, Mariano Bustillo, empezara a realizar estadísticas. La ola de calor, por tanto, nunca reflejó en los termómetros temperaturas tan disparadas antes de comenzar de forma oficial el verano el 21 de junio.

En lo que de va de siglo sí hubo temperaturas más altas que la registrada ayer pero en la segunda quincena de junio. La más elevada de todas se dio el 28 de  junio de 2019, donde hubo 40 grados; el 18 de junio de 2017 con 38 grados; el 29 de junio con 37,8 grados;  el 26 de junio de 2011 con 37,5 grados; el 24 de junio de 2022 con 37 grados; el 24 de junio de 2001 con 36 grados y el 17 de junio de 2002 con 36,8 grados. 

Para ver una temperatura máxima similar a las registradas en junio desde el inicio del siglo XXI, hay que remontarse a 1994, donde el 30 de junio los termómetros alcanzaron una temperatura máxima de 36,2 grados.

golpes de calor. Por lo demás, el jefe de Urgencias del Complejo Asistencial Universitario de Palencia (Caupa), Gonzalo Ibáñez, confirmó ayer que en los últimos días solo se han atendido algunos casos leves puntuales de mareo por una larga exposición al sol. «Por insolación o golpes de calor no hubo ninguno. Esta situación provoca calambres, agotamiento o deshidratación que da paso a un cuadro más grave con naúseas, vómitos, convulsiones, subida de temperatura corporal, cefaleas, síntomas neurológicos y desvanecimientos. Se puede prevenir con menos exposción al sol entre las 12  y las16 horas, tomando muchos líquidos, no ingeriendo comidas copiosas y con una menos actividad física en las horas de más calor», arguyó.