scorecardresearch

Financiera Alba se hace con el 37,43% de Facundo

DP
-

Vicente Facundo Villagrá, que continuará como director del grupo, asegura que de la mano de la familia March se pretende crecer y tener un «grupo viable a medio y largo plazo»

Imagen exterior de una de las sedes de Facundo en la provincia - Foto: DP

Corporación Financiera Alba, a través de Deyá Capital IV SCR, uno de los vehículos inversores de Artá Capital, ha entrado en el Grupo Facundo, tras hacerse con el 37,43% del capital social por aproximadamente 22 millones de euros con el objetivo de potenciar el plan de crecimiento, según informó ayer la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, Artá Capital (Deyá Capital IV SCR, Artá Capital Fund II FCR, Artá Capital Fund II -A- SCR, Artá Capital Fund II -B- SCR y Artá Capital Fund II -Team- FCR) se ha hecho con esta participación indirecta en Facundo a través de la compraventa de acciones y la suscripción de una ampliación de capital en Disfasa.

Así, Corporación Financiera Alba, a través de Deyá Capital IV SCR, comunicó la adquisición de una participación del 37,43% en el capital social de Disfasa, con un desembolso aproximado de 22 millones de euros.

De esta forma, Vicente Facundo Villagrá continuará al frente de la dirección, tras la entrada de Artá Capital, como presidente ejecutivo de la compañía. Del mismo modo, la familia Villagrá permanecerá como accionista de referencia garantizando, junto a Artá Capital, la continuidad en la gestión y la de sus trabajadores, potenciando así al grupo empresarial. Fundada en Palencia en 1944 por Facundo Blanco y María Dolores de la Fuente, la empresa se dedica a la fabricación, comercialización y distribución de frutos secos, aperitivos y snacks saludables, con sus marcas Facundo, Chaskis y Cuori.

El grupo cuenta con dos centros productivos en España, uno en Villada, dedicado a la producción de pipas de girasol en sus distintas variedades (tostadas, crudas, con aguasal y sin sal) y frutos secos, y otro en Villamuriel de Cerrato, especializado en la producción de patatas fritas y extrusionados de maíz.

REACCIONES. «Nada cambia en esencia, dado que seguiré al frente de la compañía como presidente ejecutivo, aunque se reforzará el equipo», afirmó en declaraciones a la Agencia Ical Vicente Facundo Villagrá.  

De la mano de la familia March se pretender crecer y tener un «grupo viable a medio y largo plazo», agregó. Actualmente, la situación era de «estancamiento al tener una dimensión no adecuada», porque todo el mundo se está concentrando, desde la venta hasta la fabricación. Aun así, dejó claro que la compañía «es perfectamente viable» como demuestran los excelentes resultados registrados en los últimos años.

«Con la dimensión actual, podría haberse comprometido nuestra situación a largo plazo por el aumento de la concentración del sector, de ahí que necesitemos reforzarnos y de la manera más ambiciosa posible», aclaró Facundo a Ical.