scorecardresearch

Olmedo acogerá la mayor planta de biomasa de toda España

SPC
-

Junta, Acor y Enso firman un acuerdo de colaboración para su puesta en marcha antes de finalice el 2023

(I a d) Gerardo Dueñas, Juan Carlos Suárez-Quiñones, Mario Armero y Jesús Posada, durante la visita de la planta. - Foto: Ical

La colaboración público-privada de Enso -empresa especializada en biomasa-, Acor -cooperativa de producción de azúcar de remolacha y aceite de girasol-, y la Junta, a través de la empresa pública Somacyl, servirá para poner en marcha, antes de que finalice el año 2023, de la mayor planta de cogeneración de biomasa de España, cuya producción eléctrica evitará la emisión de más de 60.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Una construcción que comenzará a inicios de 2023 y creará más de 30 puestos de trabajo directos y 60 indirectos, permitirá, una vez puesta en funcionamiento a finales del año que viene, generar anualmente 346.000 toneladas de vapor y más de 45.000 MWh de electricidad que abastecerán a las distintas plantas de producción de azúcar y aceite que Acor tiene en sus instalaciones de Olmedo, permitiendo a la cooperativa acelerar su proceso de descarbonización con la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 80 por ciento.

La presentación del proyecto tuvo lugar en el complejo de plantas que Acor tiene en la localidad vallisoletana de Olmedo, mismo lugar en el que se construirá la nueva planta de cogeneración, y al mismo acudieron, además del presidente de la cooperativa, Jesús Posadas, y de su homólogo en Enso, Mario Armero, los consejeros de Agricultura, Gerardo Dueñas, y de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

No será el único ahorro del proyecto para Acor, ya que la energía con la que contará gracias a la planta construida por Enso le permitirá reducir sus costes energéticos en un 60%. Además, el coste de la instalación, valorado en 70 millones, será acometido también por la empresa de generación de energía renovable, con Acor como inicial único consumidor, en las dos primeras fases, de dichos insumos gracias a un contrato en el que asume, no obstante, el compromiso de compra a Enso para satisfacer sus necesidades térmicas y eléctricas.

Además, Enso también se encargará del suministro de combustible de biomasa, forestal y agrícola, necesaria para el abastecimiento de la planta de generación de energía, así como de la logística, la construcción tanto en su fase de ingeniería conceptual como de puesta en marcha y de las operaciones de mantenimiento y operatividad de la planta, incluyendo actividades transversales como la financiación y la obtención de permisos.

El consejero de Medio Ambiente celebró que la nueva planta vendrá a beneficiar a una infraestructura «enorme», como la que tiene Acor en Olmedo, que «gestiona y procesa cerca de un millón de kilos diarios de remolacha» en un proceso que «necesita calor y energía eléctrica» y que, ante el nuevo panorama internacional de volatilidad, permitirá a la cooperativa tener «soberanía energética». Por su parte, Gerardo Dueñas, recordó que precisamente el sector de la remolacha es «estratégico» para la Junta «desde un punto de vista agrícola, pero también social, económico y medioambiental».

Jesús Posadas avaló que «Acor siempre ha apostado por proyectos innovadores» como el presentado, que se considera «redondo» porque incluye «economía circular de hechos». Por último, el presidente de Enso reivindicó la experiencia de su empresa por sus 30 años de existencia.