Dos muertos en un tiroteo en la ciudad alemana de Halle

EFE
-

Según informan medios del país, el ataque fue producido en las cercanías de una sinagoga y un cementerio judío. Al menos una persona ha sido detenida como autora de los disparos

Varios muertos en un tiroteo en la ciudad alemana de Halle - Foto: STRINGER

Al menos dos personas han muerto en Halle (este de Alemania) al abrir fuego uno o varios hombres, que inmediatamente se dieron a la fuga en un vehículo, informaron fuentes policiales, que pidieron a la población no salir de sus viviendas.  Además, la Policía ha pedido que solo llamen al número de emergencias en caso de necesidad urgente. 
"Una persona ha sido detenida", ha anunciado posteriormente la Policía, que inicialmente había avisado de que los supuestos autores del tiroteo habían escapado en un vehículo. "Nos mantenemos en alerta", ha precisado. 
Según el diario Bild, el tiroteo se produjo en las cercanías de una sinagoga y el agresor o agresores habrían lanzado además una granada de mano en el cementerio judío. 
Este medio asegura que una persona que iba vestida con un traje de camuflaje abrió fuego con un arma automática y que entre las víctimas hay una mujer, y que después emprendió la huida en dirección a Leipzig en Sajonia.
Por su parte, la empresa ferroviaria Deutsche Bahn ha informado de que la estación central de Halle está cerrada por la investigación policial en curso, por lo que los trenes con origen o destino a la misma se verán demorados. 
El tiroteo se produjo en la Humboldtstrasse, informa la televisión pública regional mdr, que apunta asimismo a la existencia de un templo judío en la zona y precisa que se desconoce si hay relación directa entre éste y el ataque.
Halle es una ciudad del estado federado de Sajonia-Anhalt, a 170 kilómetros en dirección suroeste de Berlín.

 

La Policía ha detenido a un sospechoso 

"Una persona ha sido detenida", ha anunciado posteriormente la Policía, que inicialmente había avisado de que los supuestos autores del tiroteo habían escapado en un vehículo. "Nos mantenemos en alerta", ha precisado. La Fiscalía antiterrorista se ha hecho cargo de la investigación de los hechos. 
Posteriormente, se han producido disparos en la localidad de Landsberg, situada a unos 15 kilómetros de Halle, según ha indicado a DPA una portavoz policial, que no ha dado más detalles. 
Testigos en Halle han contado que uno de los asaltantes llevaba equipación de combate y estaba armado con una pistola automática. "El hombre llegó hasta la tienda de kebab. Vestía un pasamontañas y portaba un fusil de asalto", ha explicado a la cadena n-tv un testigo. "Lanzó una grada, que rebotó frente a la puerta y estalló delante de otra persona en el suelo", ha precisado. 
Los medios locales han contado que el tiroteo se ha producido cerca de una sinagoga y de un establecimiento de kebab, por lo que se especula con un posible móvil de extrema derecha. Los hechos se han producido coincidiendo con el Yom Kippur, la festividad más importante para el judaísmo. 
Un portavoz policial ha precisado a 'Der Spiegel' que un hombre ha muerto en un restaurante de comida rápida y una mujer ha fallecido en una calle próxima al cementerio judío. 
El presidente de la Comunidad Judía de Halle, Max Privorotzki, ha explicado a este medio que los asaltantes han intentado entrar en la sinagoga, donde había entre 70 y 80 personas, pero las medidas de seguridad "han impedido el ataque". 
La Policía ha pedido a los ciudadanos que permanezcan en el interior de viviendas y edificios como medida de precaución y que solo llamen al número de emergencias en caso de necesidad urgente. 

 

Posibles motivos ultraderechistas

El ataque perpetrado hoy en las inmediaciones de una sinagoga del este de Alemania, en que murieron dos personas, lo llevó a cabo un hombre solo, un alemán de 27 años, que actuó por motivos antisemitas o ultraderechistas, según informaciones del semanario Der Spiegel.
El atacante trató de irrumpir en el templo judío fuertemente armado y, al no conseguirlo, hizo varios disparos indiscrimidamente en la calle y en un local de comida rápida turca, donde mató a un hombre y una mujer.