«Mi mayor preocupación es que los trabajadores se contagien»

ANA LUCAS
-

La edil desempeña su cargo desde junio de 2019 y su legislatura continuará hasta el año 2023. Gómez cuenta a 'DP' cómo desempeña su trabajo y cómo ha vivido ella el confinamiento siendo la máxima responsable del personal municipal

«Mi mayor preocupación es que los trabajadores se contagien» - Foto: Óscar Navarro

Carolina Gómez cambió su vida laboral el pasado  2 de mayo de 2019, cuando decidió incorporarse en las listas de Ciudadanos Palencia para las elecciones municipales del  26 de mayo y un mes después tomo posesión como concejala de Personal.
¿Pensó en dedicarse a la política cuándo era más joven?
Antes de que Mario Simón contactara conmigo de forma expresa para pedirme que fuera parte de su lista, en ningún momento me plantee dedicarme a la política. Me dijo que necesitaba a alguien que conociera el Ayuntamiento desde dentro y pensaba que yo era la persona idónea, pues en ese momento era la presidenta del comité de empresa. Nunca he estado liberada sindicalmente y he compaginado mi trabajo con la labor sindical. El conocimiento que había adquirido a lo largo de los años en temas relacionados con el Ayuntamiento y más en el área de Personal, creo que fue decisivo para quererme en su equipo. 
¿A qué se dedicaba antes de entrar en las listas de Ciudadanos?
Aprobé la oposición para el puesto de Oficial de Segunda Jardinero. Llevaba desde el año 1989 dedicándome a la jardinería en el Ayuntamiento con contratos precarios y de bolsa de empleo. Los despidos los compaginaba con otros empleos, hasta que tras uno de los despidos del Ayuntamiento fui contratada como personal indefinido en una empresa privada llamada Thaler. Mientras trabajaba para esta compañía, me llamaron para ocupar un contrato a través de la bolsa de empleo del Consistorio y acepté. Salió la última oposición que hubo para jardines, me presenté y quedé la segunda de mi promoción entre más de 460 aspirantes. Posteriormente, tuve un accidente. Al haber aprobado mi oposición, tuvieron que recolocarme en otro puesto. Desde entonces, he trabajado como personal de servicios en Atención al Ciudadano en la Concejalía de Cultura, Turismo y Fiestas. Estuve en el centro cultural Lecrác desde que se abrió en  2014 hasta que tomé posesión como concejala.
¿Qué funciones tiene como edil del área de Organización y Personal?
Entre otras funciones están realizar las convocatorias y aprobar las bases de las pruebas para selección del personal y para las formas de provisión de puestos de trabajo, excepto los procedimientos de libre designación. También resuelvo los concursos de provisión de puestos de trabajo, contratación del personal laboral y asigno los diferentes puestos. También declaro las situaciones administrativas, el reconocimiento y liquidación de obligaciones relacionadas con las retribuciones del personal, ordeno la instrucción de expedientes disciplinarios y los resuelvo, salvo los que son competencia de la  Alcaldía.
¿Qué expectativas tenía cuando comenzó en el equipo? 
Creo que la gestión del Ayuntamiento está siendo muy buena. Llevamos poco más de un año y hemos afrontado una pandemia desde su inicio hasta el día de hoy, que nos ha hecho y nos está haciendo vivir momentos muy duros. Mientras tanto, se ha sacado adelante el pago de facturas que tenían solera. Se han ejecutado oposiciones, se han cubierto vacantes relevantes, se ha firmado el convenio de bomberos con diputación, se ha empezado a hacer visible el plan de movilidad y se ha implantado el teletrabajo.
¿Qué conlleva ser la representante de los trabajadores municipales?
Conlleva mucha responsabilidad. Tratar de cambiar las cosas que no se han hecho bien a lo largo de décadas, es complicado.Soy de esas personas que cree que, trabajando bien, con dedicación y poco a poco, todo es posible.
Durante el confinamiento, los trabajadores de su área como los Bomberos, Policía Local y Protección Civil han continuado desempeñando sus labores. ¿Cómo ha vivido usted estos meses?
Han sido momentos muy duros. Mi mayor preocupación era que los trabajadores no se contagiaran en los puestos de trabajo, así como colaborar con el equipo de gobierno en poner todos los medios a nuestro alcance, para minimizar los contagios entre la población. Han sido meses sin dormir, pegada al teléfono día y noche por si había alguna incidencia, buscando material y tratando de saber que todo el personal se encontraba bien a través de los jefes de servicio. He tomado decisiones y he estado muy vigilante a la vez de todo lo que pasaba fuera.

¿Han sido muchas las multas impuestas por no llevar mascarilla?
Desde que la mascarilla se impuso  como obligatoria en julio,  hasta principios de septiembre, han sido más de 260 denuncias las de la Policía Local.