scorecardresearch

17 convenios para mantener 22 unidades del programa Crecemos

DP
-

El objetivo de esta iniciativa, que en 2020 llegó a 226 niños, es ayudar a conciliar la vida familiar y laboral

17 convenios para mantener 22 unidades del programa Crecemos

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, suscribió ayer los convenios de colaboración con 17 ayuntamientos de la provincia para la continuidad del programa Crecemos, cuyo objetivo es facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral en el ámbito rural y que se incluye dentro del Acuerdo Marco de Cofinanciación que la institución provincial suscribe con la Junta de Castilla y León.

Al acto de la firma de los acuerdos acudieron representantes, alcaldes o concejales de los consistorios que han visto como gracias a este programa se ha dado servicio a las familias de 226 niños en sus municipios. De ahí que la Diputación, en su intención de crear servicios que mejoren las condiciones de vida de las personas que viven en el medio rural, siga apostando por este programa, favoreciendo la creación de servicios y recursos que favorezcan el desarrollo personal y social de sus habitantes y facilitando la conciliación de la vida familiar y laboral, sin necesidad de irse a otros municipios con más recursos y creando empleo.

Los municipios incluidos en este programa son: Alar del Rey, Astudillo, Baltanás, Barruelo de Santullán, Villaumbrales (Cascón de la Nava), Cisneros, Frómista, Herrera de Pisuerga, Magaz de Pisuerga, Monzón de Campos, Osorno la Mayor, Paredes de Nava, Salinas de Pisuerga, Santervás de la Vega, Torquemada, Villada y Villarramiel. Se mantienen, además, las segundas unidades en Baltanás, Herrera de Pisuerga, Magaz de Pisuerga, Monzón de Campos y Paredes de Nava.

El objetivo de los acuerdos, cuya cuantía global alcanza los 254.580,48 euros, es ejecutar y dar continuidad al programa Crecemos en cada uno de estos ayuntamientos, consistente en la prestación de un servicio de carácter asistencial para la atención de niños y niñas de 0 a 3 años, dirigido a facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar en el ámbito rural.  En ellos se fijan las aportaciones económicas, las obligaciones de ambas partes, justificaciones, apoyos técnicos, memorias, así como otros aspectos de interés para el desarrollo del programa Crecemos.

En 2020 este programa atendió a 226 menores de 0 a 3 años, una cifra un poco inferior a la del año anterior debido a la pandemia. Aun así,  la media de niños fue de 9 por centro y en el 78,38 % de las unidades familiares de los niños trabajaban ambos padres, lo que alienta a ser positivos en lo referente a la conciliación de la vida laboral y familiar y a seguir cumpliendo con los objetivos que se persiguen con el programa, que tienen que ver con la mejora de las condiciones de vida en los pequeños municipios procurando fijar la población, desarrollar de manera integral los municipios de la zona rural y crear empleo. Respecto a los monitores, un total de 33 técnicos trabajó en este programa el año pasado.

ACUERDO MARCO. El programa está incluido en el Acuerdo Marco de Cofinanciación de los Servicios Sociales entre la Diputación y la Junta de Castilla y León. Constituye un valioso recurso en la zona rural para la atención de la infancia de 0 a 3 años y establece una financiación compartida entre ambas administraciones.

El Acuerdo Marco, que tiene su origen en la ley de Servicios Sociales de Castilla y León, garantiza la cofinanciación, por parte de la administración regional, de los Servicios Sociales que prestan las corporaciones locales. Se trata, por tanto, del principal instrumento de colaboración entre la Junta y los ayuntamientos en esta materia. 

El programa Crecemos fue incluido por primera vez en el año 2012 en dicho Acuerdo Marco.