scorecardresearch

Los barrios al otro lado de las vías, fieles al soterramiento

César Ceinos
-

El Cristo, Pan y Guindas, San Juanillo y Ave María creen que el Ayuntamiento tendría que apostar por esta solución; para Nueva Balastera es la solución ideal pero pregunta «¿quién lo va a pagar?»

Cuatro barrios insisten en el soterramiento del ferrocarril - Foto: Sara Muniosguren

Las asociaciones de vecinos de Pan y Guindas, San Juanillo, Ave María, Nueva Balastera y El Cristo, los barrios ubicados al lado opuesto de las vías del tren respecto al centro de Palencia, prefieren el soterramiento de las líneas férreas a la última propuesta del equipo de Gobierno del Ayuntamiento capitalino para integrar el ferrocarril en la ciudad.

Sus presidentes abogan por eliminar la barrera que supone el paso de los convoyes por el casco urbano, pero no creen que la solución a este problema, que acumula ya décadas de historia, sea mantenerlas al mismo nivel que las calles adyacentes. «Lo más práctico y lo que más va a unir a Palencia es el soterramiento. Las vías dividen y las pasarelas no van a crear un conjunto de ciudad», asegura el responsable de la entidad vecinal de San Juanillo, Rafael Marcos. En términos muy similares se expresa el dirigente de la agrupación de El Cristo, Guillermo Barrios, quien manifiesta que siempre han apostado «por la integración total de la ciudad y la mejor propuesta para ello es el soterramiento». «Lo seguiremos defendiendo y lo intentaremos reivindicar. Cuando nos acercamos al centro todavía seguimos diciendo que bajamos a Palencia. La barrera psicológica de las vías es muy importante para los que vivimos a este lado. Nos rompe la unidad con el resto de la capital, tanto física como emocionalmente», comenta.

Por su parte, el presidente de la asociación del Ave María, Cesáreo Frechilla, declara que «a la gente le gustaría que hubiera soterramiento como se ha planteado durante décadas», mientras que la representante de los vecinos de Pan y Guindas, Maite Rodríguez, piensa que, con esta decisión, «nos dan a entender que no habrá soterramiento». 

María Belén Pastor, presidenta del barrio de la Nueva Balastera, reconoce que «el soterramiento de las vías sería siempre la mejor solución... ¿pero quién lo paga?». «Soterrar las vías vale una millonada, ¿quién lo va a pagar? Llevamos décadas hablando de estge proyecto», repregunta.

Su respuesta abre el melón de si ha llegado la hora de buscar una alternativa, un plan b. «A mí me parece bien que se aumente la permeabilidad pero creo que construir una pasarela elevada al lado de cada paso subterráneo es innecesario. Ya hubo una y no funcionó», comenta.

Al igual que el resto de presidentes de las asociaciones de los barrios, no está de acuerdo con el nuevo planteamiento. Es consciente de que enterrar las vías requiere de una gran inversión, pero no cree que la negativa se deba a por cuestiones económicas. «Creo que no hay voluntad política para hacerla», añade Maite Rodríguez. 

El plan presentado recientemente por PP y Cs, que lleva como nombre Estudio de movilidad integral, permeabilidad e integración urbana del corredor ferroviario en Palencia, plantea, entre otras actuaciones,  la construcción de varios pasos para atravesar las vías, bien por encima o bien por debajo.  A juicio de Marcos, estas infraestructuras «son la salida menos beneficiosa para Palencia». De hecho, piensa que esta solución «no tiene sentido» y recuerda que en 1992 se instaló un puente peatonal que fue desmantelado apenas seis años después «por falta de servicio». De la pasarela desmontada también se acordó Barrios cuando observó la infografía del nuevo proyecto. «Algunas de ellas tenían el estilo que tuvo la que se montó a la altura del edificio de la Junta de Castilla y León y que prácticamente no se llegó a utilizar», afirma.

Por otro lado, el dirigente de El Cristo critica que el equipo de Gobierno apueste por esta nueva idea después de «tantos años pidiendo el soterramiento». «Demasiados problemas tenemos en la ciudad como para dar carpetazo a una idea de integración tan importante», explica poco antes de lamentar que no hayan sido informados de este cambio de postura. «En ningún momento han contado con la sociedad palentina. No nos han comentado que querían enterrar el plan del soterramiento ni a nosotros ni a otras asociaciones vecinas», asevera. 

En este punto coincide su homólogo del barrio del Ave María, quien opina que los vecinos de su zona «no están muy informados». Lo dice con cierta resignación, porque señala que hay muchos palentinos «quemados con el tema del soterramiento después de tantos años y engaños».