scorecardresearch

35 operarios despliegan la red de calefacción en Palencia

Carlos H. Sanz
-

Palencia Eco Energías inició en julio la extensión de tuberías desde la central de la calle Los Torneros y confía en haber alcanzado la plaza de España de cara al verano

Eco Energías asevera que sigue una programación muy estricta de los tajos y procura iniciar un tramo contando con las piezas necesarias. - Foto: Sara Muniosguren

Una de las obras más ambiciosas que se están llevando a cabo en la ciudad es el despliegue de una red de calefacción, es decir, de un sistema de producción de energía térmica renovable que se distribuye mediante tuberías aisladas. Si son vecinos de la zona sur de la ciudad o trabajan en el polígono sabrán perfectamente de qué actuación se trata, ya que estas son las zonas en las que Palencia Eco Energías lleva meses trabajando con un equipo humano de más de 35 trabajadores directos y con el objetivo de que antes del parón navideño se complete su extensión desde la zona industrial hasta prácticamente las puertas de la avenida de Valladolid.

Esta empresa de servicios energéticos renovables inició el pasado mes de julio el despliegue de una red enterrada de tuberías desde su central, que se encuentra ubicada en la calle Torneros, en el polígono de San Antolín, hasta las diferentes comunidades de propietarios y edificios, bien sean privados, públicos o industriales que están interesados en conectarse a la red de calefacción. 

Las obras, explican desde Palencia Eco Energías, «avanzan al ritmo previsto», por lo que «la llegada de los equipos especiales está fijada para el mes de marzo y toda la obra deberá estar terminada para el verano, cuando se realizarán las pruebas con el objetivo de entrar en funcionamiento para el otoño e invierno de 2022», especifican.

En estos momentos está en desarrollo la primera fase del proyecto, que incluye la salida de la red desde la calle Torneros, discurre por las de Bélgica, Guipúzcoa e Islas Canarias, pasa bajo el ferrocarril y continúa por las de Ortega y Gasset, Blas de Otero y el tramo de avenida de Valladolid hasta plaza España, derivando anteriormente por las calles de Miguel de Unamuno y Cardenal Cisneros. 

«Esta red de tuberías consiste en una conducción de acero con un potente aislamiento, ya que el agua que transporta circula a 100ºC, con diámetros que permiten la circulación de importantes caudales y que van disminuyendo a medida que se separan de la central», explican desde Palencia Eco Energías. 

Estas tuberías se alojan en zanjas a una profundidad media de 2 metros, que son posteriormente rellenadas «con una cuidadosa compactación, siempre después de superar minuciosos controles de todas sus soldaduras y pruebas de estanqueidad». 

«Por ello, el proceso es algo más largo de lo habitual, detallan desde Eco Energías, para concretar que la última fase es la repavimentación de la zona afectada, una tarea que ya se ha realizado en la calle Unamuno y, parcialmente, en el polígono y que se continuará la próxima primavera, cuando las condiciones climatológicas sean las adecuadas. Hasta entonces la zanja quedará cubierta de una capa de hormigón que permita la circulación.

Hasta ahora, de esa red troncal -de la que saldrán ramales de pequeño recorrido hasta las comunidades que ya han solicitado conectarse- se ha realizado ya el tramo de las calles Unamuno, Islas Canarias, Guipúzcoa -hasta la avenida de Andalucía- y Bélgica -hasta la calle Italia-.

calendario de actuaciones. Hay que tener en cuenta que el calendario de la obra está marcado por los plazos de provisión de piezas especiales, sobre todo a causa de las dificultades de abastecimiento que está teniendo el sector de la construcción y el industrial en general, y también, en esta época, del factor climatológico. No obstante, los planes de Palencia Eco Energía pasan por que antes del parón de las fiestas navideñas, se termine el inicio de la calle Guipúzcoa, que lleva más tiempo del previsto por problemas con el suministro de piezas especiales, así como del segundo tramo de Ortega y Gasset hasta Isaac Peral.

Del mismo modo, si no hay contratiempos, antes de Navidad se completará el paso de la tubería bajo el ferrocarril, el entronque de entrada a la central térmica en la calle Torneros y algunos tramos complicados por su afección al tráfico rodado. En concreto, se tratará de dejar cerrados las zonas de trabajo ya iniciadas antes del descanso navideño, durante el cual se interrumpirán las obras.

Las molestias. Obviamente, el despliegue de una red de esta envergadura genera molestias a los ciudadanos. «La parte que presenta una mayor interferencia inicial con la actividad diaria de la ciudad es la disposición de la red de tubería», reconocen desde Eco Energías. «Tenemos una programación muy estricta de los tajos y procuramos iniciar un tramo contando con las piezas necesarias. A veces hay piezas especiales cuya fabricación es a medida, lo que provoca que, puntualmente, alguna zona quede abierta demasiado tiempo y se generan quejas fundadas de aquellos ciudadanos que se ven afectados y que, después de haber esperado pacientemente la terminación de la obra que les es próxima, no ven avance y no saben cuándo finalizará», reconocen desde la empresa.

Las obras que se desarrollan en el polígono, continúan explicando, afectan a industriales que ven alterado su normal funcionamiento. «En estos casos se han tomado las medidas para que el acceso a la industria quede garantizado, aunque no se puede evitar el corte de la circulación en alguno de los sentidos», sostienen, situación que se agrava cuando, como en el paso de la rotonda de la avenida de Andalucía, coinciden canalizaciones de otros servicios.

«Nos hemos propuesto mejorar la información sobre las obras, comunicando con la frecuencia necesaria el avance del proyecto, el inicio previsto de los tramos que vayamos a acometer y la duración de las obras, al menos hasta cubrir la zanja y restituir el tráfico», aseveran desde Palencia Eco Energías.

No obstante, la firma tiene claro que «la apuesta por un modelo energético diferente supone afrontar cambios de cierto calado y todos ello suelen venir acompañados de contrapartidas, en este caso, sufrir las molestias de una obra». En definitivas cuentas, que las ventajas superan a estos inconvenientes.

 

En «estrecho» contacto con el Ayuntamiento para evitar molestias 

Toda obra genera molestias, y más cuando son de la envergadura del despliegue de una red de calefacción. Por ese motivo, desde Palencia Eco Energías están «en estrecho contacto y franca colaboración con los servicios de Obras, Instalaciones y Transporte Público, así como con la Policía Municipal», a los que se traslada previamente al inicio de cualquier trabajo, «información del avance de las obras para realizar los cortes de tráfico, de calles o adaptar el recorrido de los autobuses». 

«El vallado y protección de las zonas excavadas, de los acopios de materiales y la señalización de las obras son objetivo prioritario. Aun así, se puede mejorar, por lo que estamos vigilando y revisando la señalización de las obras, fundamentalmente del vallado y balizamiento de la misma, en respuesta a críticas de los ciudadanos sobre situaciones puntuales que analizamos y trasladamos a los responsables de obra para que se corrijan», añaden.