Cuatro ciervos con sarna en Palencia tras el brote de León

Rubén Abad
-

Un pequeño ácaro es el causante de la enfermedad, muy contagiosa, que debilita internamente a los animales y provoca la caída del pelaje. Muchos de los ejemplares infectados acaban muriendo

Cuatro ciervos con sarna en Palencia tras el brote de León

Un brote de sarna en las comarca de Riaño y Mampodre que afecta en la vecina provincia de León a casi la totalidad de fauna salvaje, en especial a rebecos, cabras, ciervos y corzo, según informa Diario de León, ha salpicado ya a la Montaña Palentina, y más concretamente a la comarca del Alto Carrión, donde los Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León que trabajan sobre el territorio han detectado al menos cuatro ciervos enfermos, dos machos y dos hembras, según ha podido saber este periódico.


Dos de los ejemplares enfermos se localizaron en Velilla del Río Carrión, otro en el poblado de Compuerto y un cuarto en el término municipal de Guardo, pues al enfermar se acercan a los cascos urbanos. Un número que todavía está muy lejos de ser preocupante, según manifiestan los agentes, pero que hay que vigilar para evitar que la enfermedad  no se extienda entre el resto de congéneres. Y es que, según indican las patrullas que trabajan en la zona, «es una enfermedad que difícilmente se traspasa de unas especies a otras o a los humanos, aunque se han dado bastantes casos en los últimos años».


No obstante, insiste en que es una enfermedad recurrente, aunque hay años que se producen ciertos repuntes. «Normalmente acaba por controlarse, esperamos que este año sea así y no vaya a más», afirma un agente medioambiental de la Junta.

 

FALTA DE DEPREDADORES

Los biólogos con los que se ha puesto en contacto Diario Palentino afirman que la proliferación de la sarna en la Montaña Palentina y la Montaña Leonesa tiene su origen en la «falta de depredadores apicales», es decir, los animales que están en la cúspide de la cadena trófica. Dicho de otra forma, y según los biólogos consultados, «faltan lobos y, en menor medida, osos».


«Estos siempre van a eliminar al ejemplar más débil, más fácil, por lo que con el tiempo la enfermedad remite quedando los animales más fuertes y sanos», explican. Otro problema añadido es, según indican, que si se eliminan unidades del medio natural con la caza, por ejemplo, «la genética se pierde y como consecuencia la especie va degenerando y la genética heredada no es la mejor».


¿QUÉ ES LA SARNA?

La sarna  es una de las enfermedades parasitarias de mayor repercusión en la fauna silvestre en general y en muchas especies cinegéticas en particular. Se trata de una zoonosis (puede afectar a las personas) altamente contagiosa provocada por el ácaro Sarcoptes scabiei, un agente está presente en prácticamente todo el mundo y puede afectar a multitud de especies.


Los síntomas más característicos son la caída del pelaje del animal contagiado, así como los fuertes picores que sienten. A nivel interno les debilita mucho, hasta que muchos de ellos acaban muriendo, aunque hay alguno que llega a superar la enfermedad.



Las más vistas