La vendimia, menor en cantidad, pero de excelente calidad

E.M.
-

Se recogerá menos por la sequía que se registró durante el envero, pero la lluvia de agosto permitió a la viña recuperarse y presenta un nivel de sanidad excepcional

La vendimia, menor en cantidad, pero de excelente calidad - Foto: Sara Muniosguren

La vendimia ya está aquí. La semana pasada ya se ha comenzado a ver por los viñedos palentinos a los recolectores que han iniciado una nueva campaña, una imagen que perdurará durante casi todo el mes de octubre en distintos puntos de la provincia.
Aunque el año ha sido «raro», como indican varios profesionales, los resultados que se obtendrán en las próximas semanas parece que podrían compensar parte del trabajo que se ha realizado en el viñedo. Así, aunque la cantidad varía de unos productores a otros, en lo que todos coinciden es en la calidad de la uva y, por tanto, en el producto final que se obtenga.
Parte de estos buenos resultados se deben al agua caída en septiembre, aunque eso también ha hecho aumentar las posibilidades de que el fruto cogiera alguna enfermedad, por lo que no se ha podido bajar la guardia en ningún momento.
«La calidad de la uva es muy buena. Está sana y eso es algo esencial para iniciar todo el proceso y que el resultado sea un producto de calidad», asegura Amada de Salas, responsable de bodegas Emilio Salas-Jalón. Esta profesional explica que, a pesar de las lluvias de las últimas semanas, como se venía de un largo periodo de sequía, «el agua hizo engordar la uva y acelerar la maduración».
A ello se suma que no ha habido heladas en primavera, «por lo que la planta no ha sufrido y ha podido terminar su ciclo correctamente», argumenta De Salas.
Rubén Montero, de Señorío de Valdesneros, coincide en destacar que este año se ha vivido una sequía importante, por lo que el último agua caído «ha terminado de madurar la uva», lo que hace prever un año «de calidad». «En dos días cayeron 25 litros, una cantidad importante», añade.
No obstante, Montero explica que la humedad de las mañanas provoca cierto riesgo de hongos en las plantas, por lo que «aunque se ha retrasado la recogida unos días respecto a otras campañas, en cuanto la uva esté madura hay que quitarla para evitar riesgos».
Por su parte, el gerente de la bodega Esteban-Araujo, Javier Esteban, cree que la planta ha seguido un «buen camino» y que el grano está llegando a su punto óptimo.
«La climatología ha acompañado y eso ha permitido que el ciclo de la uva se desarrollara sin incidencias», destaca.
Así lo consideró la semana pasada el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, Jesús Julio Carnero, al señalar que «las temperaturas presentan ahora noches frescas y días templados, lo que permite que la planta desarrolle todos sus aromas y sabores de manera lenta y repercutirá en la elaboración de grandes vinos».
estimación. Por ello, tras un año muy seco en el que la uva ha llegado a padecer estrés hídrico en algunas zonas, el agua ha provocado efectos positivos y la cosecha se espera que sea muy similar a la del año pasado. Así, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha realizado una estimación de lo que se pretende recoger y se apunta que la vendimia de este año podría ascender a 370,6 millones de kilos en la región, lo que supone apenas unos siete millones más que los 377,5 millones que se estimaron para la vendimia del año pasado, que finalmente alcanzó cifras de récord, con más de 306,5 millones de kilos recogidos, según cifró la Junta. En el caso de la provincia de Palencia se prevé un millón de kilos menos hasta una vendimia de 1,8 millones, una cantidad que contrasta con la opinión de los profesionales palentinos consultados.
Así, la responsable de bodegas Emilio Salas-Jalón valora que la producción será mejor, es más, apunta que alcanzará cifras en torno al 30% o 40% más que la última campaña. En su bodega se esperan recoger esta campaña unos 180.000 kilos.
Por su parte, Rubén Montero insiste en que la calidad es muy buena, pero también apunta que «las viñas tienen poca carga de uva». De ahí que crea que la producción de su bodega bajará en torno al 15% respecto al año pasado.
«Llevamos unos cuantos años muy satisfactorios en cuanto a calidad y cantidad. Luego depende ya de lo que hagamos cuando la materia prima está en nuestras manos», argumenta Javier Esteban. En este sentido, Esteban reivindica lo local y apunta que «sería bueno que nosotros apostáramos más por lo nuestro, pues tenemos muchos vinos de calidad».
Desde Pagos de Negredo, Jaime Primo destaca que la uva este año es «excelente». «Ahora sigue su proceso de maduración y parece que el tiempo será bueno, por lo que para el puente del Pilar nos pondremos a vendimiar», explica. Las previsiones indican que se recogerán en sus viñedos en torno a 50.000 kilos, menos que en la última campaña. «La sequía ha condicionado parte de la cosecha, pero estamos contentos porque la uva es muy buena», destaca.
Aunque afortunadamente este año no se han dado enfermedades  ni problemas que hayan dañado a la planta, distintas voces relacionadas con el sector han apuntado la necesidad de que se tomen medidas para evitar los perjuicios causados por los conejos, que han proliferado en muchas zonas. Esto ha supuesto un perjuicio para muchos profesionales, que aseguran que este año los han visto en cantidad por los campos. Igual que la sobrepoblación de conejos ha provocado pérdidas en distintas zonas, parece que los topillos no han dañado las vides.
Por último, los productores palentinos insisten en que se valoren más los vinos de la tierra, que se apueste más por ellos en los establecimientos y que se aprecie su calidad. 



Las más vistas