scorecardresearch

Victoria en el debut

Emilio Magdaleno
-

Los tres puntos se quedaron en casa en el primer partido de Paulino, aunque con dudas en el campo

Paulino estuvo comunicativo con sus jugadores durante los 90 minutos - Foto: Óscar Navarro

Un solitario gol de Saúl  cerca del final selló la primera victoria del Palencia CF con Paulino Martínez a los mandos.

Salió con dudas el equipo morado, síntoma quizás del escaso tiempo al lado del nuevo técnico, que conocía perfectamente al rival de su etapa en el fútbol leonés con el Atlético Astorga. 

Por eso prefirió ser precavido el mítico exdelantero del CF Palencia, debutante ahora en el banquillo de otra entidad morada, que salió con un 4-3-3 al campo.

Victoria en el debutVictoria en el debut - Foto: Óscar NavarroEl juego palentino fue espeso y caótico, aunque con el paso de los minutos se pudieron palpar ciertas ideas que el nuevo míster pretende usar: el balón cruzado fue un recurso bastante habitual (aunque debe ajustarse para lograr mayor acierto).

Se notó a los futbolistas del Palencia CF tensos y algo desdibujados. El conjunto palentino no lograba estabilizarse sobre el campo, con un Viti al timón que intentó hilvanar juego pero que ha visto mejores días con balón.

El equipo leonés, por su parte, se mostró sólido y con las ideas claras. Un Parra excelso tuvo que apagar varios fuegos en área propia porque los contraataques bercianos eran constantes.

David se erigía como el faro morado en ataque, aunque fue de las botas de Guille de las que llegó la mejor ocasión de la primera parte, un centro perfecto que conectó un Fer demasiado escorado para anotar.

Tras el paso por vestuarios se vio a un Palencia CF algo más clarividente y relajado sobre el césped, aunque las imprecisiones seguían por doquier.

Guille gozaría de una ocasión clarísima con pocos minutos jugados de la segunda mitad, pero su remate se fue alto.

El guardameta Chema también tuvo que intervenir en varias ocasiones. Incluso un jugador leonés intentó la travesura desde el centro del campo al verle adelantado, pero no inquietó su golpeo.

El Palencia CF fue creciendo con los minutos y encontró recompensa. Saúl, que había salido desde el banquillo, conectó un remate a la salida de un córner para poner el 1-0 cuando parecía que el encuentro no iba a dar más de sí y se iba a cerrar en tablas.

Esto entonó a los morados que antes del pitido final gozaron de un par de oportunidades más, nacidas de las botas de un Saúl crecido.

Pudo llegar el gol berciano en el tiempo añadido tras una clara falta no pitada para los morados, pero finalmente los de Paulino pudieron  celebrar un triunfo sobre el que seguir construyendo.