scorecardresearch

Temen que la segunda fase de Jardinillos se encarezca un 20%

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento reconoce que el hecho de que el proyecto lleve seis meses redactado plantea dificultades para adjudicar el contrato debido el incremento del coste de materiales

Temen que la segunda fase de Jardinillos se encarezca un 20% - Foto: Sara Muniosguren

Desde el año pasado, los precios de las materias primas vienen registrando un fuerte incremento fruto del aumento de la demanda tras la recuperación económica de la crisis causada por la pandemia del coronavirus. A esto hay que sumar la inflación disparada que atenaza las economías en los últimos meses, dos factores que están ocasionando a muchos ayuntamientos problemas a la hora de aprobar adjudicaciones de sus contratos.

Esto es, precisamente, lo que se teme el Ayuntamiento que va a ocurrir con el recién licitado contrato de la segunda fase del parque de los Jardinillos, que consiste en la conexión de la zona verde con la calle Mayor. 

El proyecto, valorado en 1.884.583.18 euros y con un plazo de ejecución de ocho meses, busca ya empresa que lleve a cabo la obra, pero es muy probable que acabe valiendo «un 20% más», es decir, 395.762 euros, lo que encarecería la actuación hasta los 2.280.345,64 euros. 

Así lo reconoció ayer el concejal de Urbanismo, Luis Fernández. «La obra está licitada pero el hecho de que el proyecto fue redactado con seis meses de antelación plantea algún tipo de dificultad a la hora de ajustar el presupuesto; debido al incremento de los costes hay riesgos para la adjudicación», aseveró el edil ayer durante la presentación en sociedad de la reforma del parque.

Luis Fernández comentó que el Ayuntamiento «está estudiando si es necesario adaptar ese presupuesto de 1.884.583.18 euros», así como la fórmula que utilizará. Solo hay dos posibles: incrementar el presupuesto base para una próxima licitación pública o meter la tijera en el proyecto para recortar gastos. 

Es cierto que el Gobierno aprobó recientenme medidas para permitir una revisión excepcional de los contratos públicos de obras afectados por la subida de precios de los materiales, de forma que se compense a los empresarios que contraten obras con la Administración por el mayor coste producido por el excepcional incremento en los precios de determinadas materias primas y materiales. En concreto, esa revisión se puede llevar a cabo cuando el aumento de los costes haya sido entre el 5 y el 20%.

La cuestión es que de los 1.884.583.18 euros que cuesta el proyecto, los fondos Next Generation sufragan unos 1,3 millones a través de una subvención y el resto corre a cuenta del Ayuntamiento. Fuentes municipales descartan que la UE vaya a elevar su aportación, por lo que las arcas municipales deberían correr con los 565.000 comprometidos ahora y con otros 400.000 del encarecimiento de los precios de los materiales, lo cual no es viable económicamente hablando. 

 La otra vía es analizar cada detalle de la remodelación de la zona comprendida entre Jardinillos, el convento de San Pablo y el inicio de la calle Mayor, como el cambio de pavimentos, la sustitución de las redes de servicios urbanos, mobiliario y redistribución de elementos... y ver de dónde ganar esos 400.000 extras. 

En todo caso, primero hay que completar el proceso de licitación abierto. Solo si no se presenta ninguna empresa y queda desierto, el Ayuntamiento tendrá que tomar una decisión.