scorecardresearch

Bar Bana, pinchos, tapas y mucho más

Noelia Tadeo
-

'Diario Palentino' con la Hostelería. Si quiere aparecer en un reportaje como este llame al 979 70 63 08 en horario de mañana o escriba a comercial@diariopalentino.es

Bar Bana, pinchos, tapas y mucho más

Hace casi un año que Antonio y Blanca tomaron una gran decisión para su carrera profesional: abrir las puertas del bar Bana. Así, la urbanización villamurielense Virgen del Milagro ampliaba su oferta hostelera con un gran establecimiento familiar. 

Estos meses han sido complicados, pero han merecido la pena por haber podido estar al lado de sus vecinos y de los clientes que acuden al establecimiento de paso. 

Desde el 2 de septiembre de 2021 este matrimonio ha sabido hacerse un hueco en la oferta culinaria y de ocio local gracias a sus ricas tortillas de patata, un exquisito plato que no falta en la barra, sobre todo a la hora del almuerzo. 

Junto a él aparecen los bocadillos, una de las opciones más escogidas por los estudiantes del centro Don Bosco, situado a escasos metros del bar. Estudiantes y hambrientos acuden a él para saciar su apetito, donde una vez más no falta la tortilla.

Durante el resto de la jornada Bana agasaja a sus clientes con unas estupendas tapas. Croquetas, empanadillas, paella, sopas de ajo, chorizo, mini hamburguesas, ensaladilla... todo aquello que se le venga a la mente se sirve a diario,  gratuita, junto a cada consumición. 

Lo mejor de todo es que cada pequeño bocado ha sido preparado con cariño, con productos de una calidad extrema y de forma totalmente casera, procurando en todo momento la satisfacción de los clientes. Así, el refresco, la caña, la copa de vino o cualquier otra bebida que desee tomar estará bien acompañada.

Todo un lujo. El bar Bana se encuentra en el número 13 de la urbanización Virgen del Milagro, en Villamuriel de Cerrato, y abre sus puertas a diario para dar cobijo a todos aquellos que quieren disfrutar de una jornada distinta, acompañados de ricas tapas y excelentes consumiciones. Además, su amplio horario favorece las visitas, pues levanta su persiana a las 9 de la mañana y no la baja hasta las once o doce de la noche.

También puede conocer este establecimiento a través de sus redes sociales, ya que lo encontrará en Facebook e Instagram como Bar Bana.