scorecardresearch

«Cuando subes al escenario no hay preocupaciones»

Noelia Tadeo
-

La Pegatina llega a Aguilar de Campoo y Adriá Salas, su vocalista, espera que los asistentes disfruten del espectáculo

«Cuando subes al escenario no hay preocupaciones»

La Pegatina llega a Aguilar de Campoo y Adriá Salas, su vocalista, espera que todos los que acudan disfruten con su música y con el espectáculo. 

¿Cómo está siendo la vuelta a los escenarios con cierta normalidad?

Aún hay gente que no acaba de liberarse del todo como antes. Yo también lo siento cuando voy de público porque no me voy a rozar con el resto. Aún hay cautela. Pero la gente se lo pasa increíble.

Ahora se pueden cantar mejor las canciones porque la mascarilla tapaba el sonido y no oías a la gente. Pero aún estamos en ello. Poco a poco nos iremos dejando llevar. Ahora toca ir a otras ciudades diferentes a las habituales. Por fin empiezan a recuperarse las fiestas de pueblo, los que más tiempo llevan esperando la vuelta de la cultura y de la normalidad.

Sus conciertos son un auténtico chute de energía y alegría, ¿Cómo lo consiguen?

Lo vivimos. Al final estamos todo el tiempo preparándonos para eso, para que la gente se divierta y lo pase bien. Hay un trabajo detrás para ese momento, como toda la gente que está preparando el disfraz de carnavales durante todo el año y cuando llega le momento lo gozan porque el proceso que hay detrás hace que ese día sea especial. A nosotros nos pasa algo parecido. Hay una preparación, un proceso de pensar cómo va a ser, cómo va a interactuar la gente contigo en cada uno de los momentos que va a haber en el concierto... Ya, cuando subes al escenario, no hay preocupaciones, solo gozar con la gente que está.

Obviamente, nuestra música incita a ello, pero nosotros también hacemos nuestra parte para que la gente lo pase bien. Podríamos tocar y ya está, pero no es lo mismo que pensar en que haya fiestas dinámicas, que hagamos nuestras coreografías, que haya más confetis o más estímulos para que lo pasen bien.

Hacia otra parte salió a la venta en mayo, ¿cómo definiría este último trabajo?

Es un trabajo que hace tiempo que queríamos hacer, pero hasta ahora no se ha sido posible. Hay colaboraciones internacionales y hemos aprovechado que estamos con una discografía independiente para tener más facilidad a la hora de desarrollarlo. Es complicado porque hay que mover a mucha gente de diferentes partes del mundo, preparar canciones que puedan juntar mundos que a priori no son tan fáciles de unir. Ha sido un reto a nivel musical, pero también discográfico, con mucha burocracia y papeleo.

Siempre hemos sido una banda que ha viajado mucho, que ha procurado aprender de grupos de otros países y crear cierta amistad con ellos. 

No se nos había pasado por la cabeza hacer algo así porque lo veíamos muy difícil, sobre todo porque antes, si querías hacer una colaboración con alguien de fuera, tenías que esperar a que viniera a tu país, llevarlo a tu estudio y que tuviera tiempo. Ahora con la pandemia todo el mundo tiene su estudio en casa, se han puesto de moda las vídeollamadas y es como se ha podido hacer este disco. Además, conocer a la gente por este medio ha sido parte del encanto del disco.

¿Está teniendo éxito el disco?

Para mí sí. De hecho, antes de que saliera la gente ya las estaba escuchando las canciones y las cantaba. En los conciertos tocamos unas diez nuevas y la gente se las sabe. La crítica también es muy buena, por lo que estamos muy contentos. 

Queremos hacer alguna colaboración más de este tipo y seguir trabajando con ello, lo intentaremos para el año que viene.

La trayectoria musical del grupo es muy amplia y hay canciones atemporales, ¿qué les inspira a la hora de componer?

Un poco todo. Normalmente sale un disco cada dos años más o menos, pero cada uno tiene su temática. Uno se fija en cómo está la sociedad. En este último disco se habla de la sociedad, de lo sobreestimulados que estamos de redes, de la saturación de opiniones del resto, de mirar hacia dentro... En general son las cosas de la vida y la sociedad, lo que vives. Al final te cuadra con el resto de la gente porque son problemáticas o cosas que suceden a tu alrededor y que las está viviendo todo el mundo a la vez. Simplemente le pones palabras o le das un punto de vista nuevo.

¿Qué temas no faltarán en el concierto de esta noche en Aguilar?

Vamos a tocar un poco de todos los discos porque es lo que siempre hacemos. Intentamos que la gente conozca la mayoría de temas. Obviamente, los nuevos que mejor se adaptan a nuestro directo también estarán. Hay canciones que son clásicos y no pueden fallar, pero siempre intentamos hacerlo al servicio del público, que se lo pase bien y ya está.

Por último, ¿qué piden a quienes acudan al concierto?

Que se dejen llevar. Para eso preparamos un show y un directo, pensando en gente que no nos conoce de nada. Les animamos a que venga, nos descubran, se lo pase bien. No hace falta ni que se sepan una canción, simplemente que vengan a disfrutar.