scorecardresearch

012 y 112 se adaptarán para ser accesibles a personas sordas

SPC
-

Las asociaciones piden que los niños adquieran de "forma natural" la lengua de signos, lo que implica normalizar su aprendizaje en las escuelas ordinarias

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, participa en los actos organizados por la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León con motivo del Día Nacional de las Lenguas de Signos - Foto: Miriam Chacón (Ical)

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha destinado 225.000 euros, gracias a los fondos europeos Next Generation, para el Programa SVisual Castilla y León, que permitirá la creación de una plataforma web y una aplicación móvil (app) y la contratación de intérpretes de lengua de signos que permita la adaptación de los servicios de información y atención al ciudadano (teléfono 012) y de emergencias (1-1-2) para que sean accesibles al colectivo de personas con discapacidad auditivo.

Con motivo del Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, la consejera Isabel Blanco anunció este programa que lleva a cabo la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León (FAPSCL). "Es la senda que nos debemos de marcar para mejorar la accesibilidad y la vida del colectivo en la Comunidad", expuso. No en vano, recordó que Castilla y León cuenta con unas 175.000 personas con discapacidad, de las cuales más de 12.000 son sordas.  Además, recordó que esa cantidad se suma a los 701.000 euros que la Junta destina a la financiación, por ejemplo, del servicio de intérpretes de lengua de signos o de los itinerarios personalizados de empleo.

3.415 menores en atención temprana

Blanco también apostó, según recogió la Agencia Ical, por que la atención y la inclusión de las personas con discapacidad auditiva se produzca desde el principio. De ahí, los 3.415 menores que son atendidos en atención temprana en Castilla y León, entre los que están todos los de cero a tres años que lo necesitan y los de cuatro a seis años que no están escolarizados. Precisó que es un servicio totalmente gratuito para atender sus necesidades de inclusión, al entrar en su proyecto de vida. 

La consejera abogó por continuar con el trabajo de colaboración entre las propias instituciones, las asociaciones y entidades del Tercer Sector e incluso de las diferentes consejerías de la Junta. Y es que subrayó que hay que avanzar en la accesibilidad, que no solo es la eliminación de las barreras físicas o del modelo arquitectónico, si no que implica facilitar la vida diaria de todas las personas con discapacidad. 

El presidente de FAPSCL, Luis Alberto Redondo, aprovechó el día nacional de las lenguas de signos españolas para recordar que es un derecho humano y fundamental, lo que implica que un niño sordo pueda adquirirlo de forma natural. "La lengua de signos es fundamental para que pueda entender el mundo y relacionarse", expuso. De ahí que demandó que se garanticen los derechos lingüísticos de los niños sordos para que vivan de forma "libre" y "plena" y "sin imposiciones". No en vano, el manifiesto redactado para la ocasión menciona que un niño no debe elegir entre la lengua de signos y la lengua oral. "No queremos que haya debates por que, como sociedad, tenemos la obligación de educar a una infancia sorda feliz, sumando recursos y apoyos y no restando, valorando a cada niño tal y como es", concluyó.

Por su parte, la coordinadora del Servicio de Atención a Familias de Aspas, Ana María Ramos, incidió en la necesidad de proporcionar a la infancia sorda una atención temprana y una educación integral de calidad que incluya la lengua de signos. No en vano, reconoció que la exposición de los menores sordos desde edades tempranas a esta lengua favorece su "óptimo" desarrollo lingüístico, cognitivo y psicosocial. 

Reclamó que los médicos, logopedas y profesionales de la rehabilitación auditiva colaboren con los profesionales sordos para "normalizar" el aprendizaje y el uso de la lengua de signos entre la infancia sorda y sus familias. El manifiesto también hizo mención a que la escolarización de estos niños en escuelas ordinarias no impida la enseñanza de la lengua de signos y en la lengua de signos, con el objetivo de que los alumnos sordos se puedan educar en su lengua natural.

Mascarillas transparentes

En este sentido, el presidente de FAPSCL, reclamó la eliminación de las mascarillas en los colegios o que sean transparentes para evitar que los niños sufran discriminación. Una reivindicación que hizo extensivo al ámbito sanitario para que las mascarillas transparentes sean homologables entre su personal para superar una "barrera" que se ha agravado con la pandemia del COVID. "En la administración pública, dependemos de la buena voluntad de quien nos atiende para bajarse la mascarilla y entender lo que dice a las personas sordas", afirmó.