Aguilar vuelve a movilizarse para reclamar un pediatra

A. Benito
-
Aguilar vuelve a movilizarse para reclamar un pediatra

Un grupo de madres y padres ha convocado para el próximo viernes, 29 de marzo, a las 11 horas, una concentración a las puertas del Centro de Salud

Las madres y los padres de Aguilar de Campoo han convocado para el próximo viernes, 29 de marzo, una concentración a las puertas del Centro de Salud. Un acto de reivindicación cuyo objetivo será dar continuidad a las protestas que comenzaron hace un par de meses cuando, por una baja de maternidad, la localidad volvió a quedarse sin pediatra.
De hecho, hace justo un mes, este mismo grupo de madres y padres registraba a través de la ventanilla única del Ayuntamiento las 2.044 firmas recogidas en la comarca para exigir a la Junta de Castilla y León que cubra la plaza de Pediatría hasta que quien la ocupa actualmente pueda reincorporarse a su puesto de trabajo. 
Con respecto a la protesta que se desarrollará el próximo día 29, tendrá lugar a partir de las 11 horas y en ella están invitadas a participar todas las personas que así lo deseen. "Os animamos a que nos acompañéis a la quedada que llevaremos a cabo los diferentes padres y madres de la comarca con la finalidad de protestar por el problema que tenemos en el Centro de Salud de Aguilar con la falta de pediatra", reza el comunicado que se ha emitido para informar de la futura concentración.
"Por la salud de tu hijo, de tu nieto, de tu sobrino, de tu primo o del vecino, porque todos tenemos niños a nuestro alrededor o porque nosotros también lo fuimos, no dejemos que nos quiten ese derecho", señalan también los convocantes.
En este sentido, cabe recordar que, tal y como denunciaba Cristina González, una de las impulsoras de la recogida de firmas, hace un mes, "aunque una vez a la semana un pediatra se desplaza desde Palencia para realizar las revisiones periódicas de los bebés, el problema se da cuando surge una urgencia y no hay un especialista para atender a los más pequeños". 
DESPLAZAMIENTOS. En estos casos, lo más habitual es que a los pacientes se los envíe al Hospital Río Carrión de Palencia, con el trastorno que ello supone para los habitantes de la Montaña Palentina, que han de recorrer cientos de kilómetros para llegar hasta la capital provincial.