Adif inicia pruebas de carga en el viaducto de Frandovínez

L.M.
-

Ayer comenzaron los análisis para comprobar el estado de la estructura de hormigón que salva el paso delrío, y por la que discurrieron 29 camiones cargados con 1.131 toneladas

Adif inicia pruebas de carga en el viaducto de Frandovínez - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La imagen fue, cuanto menos, digna de detenerse, sacar el móvil -o la cámara de fotos para los más profesionales o nostálgicos- y realizar la instantánea. Tres decenas de camiones, uno tras otro, se sucedían ayer a la altura del viaducto de Frandovínez, en plena vía por donde dentro de unos meses, si nada se vuelve a torcer, circulará el AVE a cientos de kilómetros por hora. Más de dos años y medio después de la primera prueba de carga, y que desembocó en un resultado de ‘no apto’ que obligó a la demolición del mismo, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) comenzó ayer con un nuevo proceso para comprobar la estabilidad de la construcción de hormigón, cuyas obras terminaron hace unos días.
En total fueron 29 los camiones, cargados con 39 toneladas cada uno, los que fueron desfilando por el viaducto, con distintas configuraciones de carga sobre los vanos de la estructura.El fin de la prueba de carga es verificar que el comportamiento de la infraestructura corresponde con el previsto, y certificar que la construcción se ha llevado a cabo de forma satisfactoria; es decir, se ejecutan diferentes hipótesis de carga para medir las posibles deformaciones.
nuevo paso. Con la puesta en marcha de este proceso, se da por concluida la obra civil del viaducto de Frandovínez y sus alrededores. Una vez se compruebe al idoneidad o no de la estructura, se continuará con la ejecución del montaje de vía y catenaria -aún no se ha procedido a ello para que los camiones pudieran circular ayer y realizar la prueba de carga- en el tramo afectado por el propio viaducto, para posteriormente instalar en vía los equipamientos de Instalaciones de Seguridad y hacer las correspondientes pruebas de concordancia.
A partir de ese momento se iniciarán las pruebas de Ertms (el sistema europeo de gestión del tráfico ferroviario, que permite la interoperabilidad de las redes ferroviarias en todos los territorios de la Unión Europea) y comunicaciones. Solamente a la conclusión de estas se iniciarán las pruebas de fiabilidad. Los tiempos de cada una de las pruebas dependerán de los resultados de las mismas, así como de las correcciones que exijan.