Obra Social la Caixa, sensible con la salud mental

Rubén Abad
-

La Obra Social de la entidad bancaria destina 10.000 euros a impulsar un proyecto de Feafes

Obra Social la Caixa, sensible con la salud mental

Una treintena de personas con problemas de salud mental y riesgo de vulnerabilidad residentes en el medio rural en la provincia de Palencia serán las beneficiarias directas de las ayudas que la Obra Social la Caixa ha concedido este año a un proyecto impulsado por la Asociación Salud Mental Palencia (Feafes Palencia), que pretende dar respuesta a retos sociales derivados del envejecimiento demográfico, el aislamiento de la población, el paro o las presiones migratorias en este territorio. El importe total destinado a este proyecto asciende a 10.000 euros. 
La convocatoria de Acción Social en el ámbito rural es la última en resolverse del programa de ayudas a proyectos de iniciativas sociales 2019 que impulsa anualmente la Obra Social la Caixa. Esta convocatoria prevé para este año una inversión de 905.090 euros en proyectos de iniciativas sociales, siempre con el propósito de ofrecer oportunidades a los colectivos en situación o riesgo de vulnerabilidad social. 
El objetivo de la convocatoria de acción social en el ámbito rural es contribuir a la construcción de una sociedad inclusiva y diversa, impulsando proyectos que fomentan la igualdad de oportunidades, la tolerancia y la mejora de la calidad de vida de las personas más vulnerables que residen en el medio rural. La convocatoria incide en cuatro líneas prioritarias: promoción de la autonomía personal y atención al envejecimiento, la discapacidad y la enfermedad; lucha contra la pobreza infantil y la exclusión social; inserción sociolaboral e interculturalidad y acción social. 
Para la selección de los proyectos, además de evaluar los objetivos, la metodología y el impacto previsto, la Fundación Bancaria la Caixa pone especial énfasis en aquellos que destinan tiempo conocer a cada individuo, potencian sus intereses y su corresponsabilidad. El empoderamiento de las personas destinatarias como agentes activos de cambio es crucial en el diseño, el desarrollo y la evaluación de las actividades. Sólo así se consigue un planteamiento integral, con una perspectiva holística de la persona.
Además, también se ha valorado la complementariedad de cada una de las iniciativas con los recursos existentes en el territorio, el apoyo de la Administración y la colaboración efectiva entre las entidades a través del partenariado, y la implicación de la comunidad donde se desarrollan. Los proyectos seleccionados cuentan con la participación de 176 profesionales del ámbito social referido, así como la implicación de 350 personas voluntarias.