scorecardresearch

Solidaridad palentina con las cooperativas textiles saharauis

Rubén Abad
-

La recaudación también se destinará al envío de alimentos no perecederos y medicinas y al programa Vacaciones en Paz. La décimo tercera edición reúne a trece diseñadores nacionales

Solidaridad palentina con las cooperativas textiles saharauis

Un año más, y ya van trece, la Asociación Palentina con el Pueblo Saharaui reunió a decenas de palentinos (unos 300) en el Teatro Principal en su ya consolidado desfile benéfico a favor de todos aquellos que sobreviven a duras penas en los campos de refugiados repartidos por el desierto africano. Un evento benéfico con el que la entidad recaudó del orden de 2.000 euros que irán destinados íntegramente a colaborar con cooperativas textiles, el envío de alimentos no perecederos y medicamentos y el programa Vacaciones en Paz.

Siete fueron los diseñadores nacionales que llevaron la moda más actual a las tablas del Principal:Ismael Aparicio, Envidia, SPH, Susana Escribano, La Nueva Costura, My Lovely Pulpo y Sahara Libre War. Creadores que sorprendieron con sus diseños -los modelos recorrieron el pasillo central del patio de butacas y acabaron en el escenario- pero que, sobre todo, quisieron sumarse a esta noble causa, como también lo hizo el cantante JVEL. A ellos se unieron una docena de establecimientos de peluquería y maquillaje, seis fotógrafos y diez negocios palentinos. 

GRAN ACOGIDA

La presidenta del colectivo organizador, Ana Cristina Aparicio, agradeció la «gran acogida y apoyo» que tiene cada año el desfile. Un evento que, recordó, nació como «plataforma de difusión de la cultura de la moda, aunándolo a la misión benéfica de la asociación». 

«Dar visibilidad al conflicto del pueblo saharaui, poner el foco en la forma de vida en los campos de refugiados y, sobre todo, sensibilizar a los palentinos de la situación que se vive allí son nuestros principales objetivos», explicó Aparicio, quien se mostró muy satisfecha con la respuesta que recibe por parte de la ciudadanía. 

«Cada vez que llamamos a una puerta, siempre encontramos apoyo de una u otra forma», subrayó, al tiempo que advirtió que los ingresos se han visto reducidos en los últimos meses por la situación económica de las familias.