scorecardresearch

Una opción para aportar ilusión

Jesús Hoyos
-

El quinto número de la revista Nac-cer saldrá en el mes de julio

Una opción para aportar ilusión - Foto: Sara Muniosguren

Un espacio de evasión para las personas afectadas por el cáncer y una oportunidad para aportar ilusión y esperanza durante el proceso que viven. Esa es la base de Nac-cer, la revista semestral de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Palencia, que surgió durante el confinamiento de 2020 por iniciativa de una de sus voluntarias, Montse Serrano, y que acumula ya cuatro números con testimonios, reportajes y artículos de todo tipo a cargo de pacientes, familiares y profesionales de diferentes ámbitos.

El último número, lanzado a principios de año, celebraba la Medalla de Oro de la ciudad que la entidad recibió por su labor en Palencia a lo largo de sus 25 años de historia. El quinto saldrá en los primeros días de julio y conmemorará otro aniversario, los 50 años de la fundación científica de la asociación nacional. «No podía ser de otra manera que dedicarlo a la investigación», comenta su presidenta, Rosa María Andrés. También hará referencia a los comités de ética asistencial y hará hincapié en la juventud. «En cualquier momento les puede pasar», añade. El hospital y todos sus trabajadores, desde médicos y enfermeras hasta celadores y personal de limpieza, estarán «muy presentes». «Todos somos importantes para la comodidad del paciente y su familia», asegura. 

Los orígenes de la revista se remontan a marzo de 2020 y la necesidad de reinventarse y crear nuevas actividades. En aquellos momentos, el formato elegido fue el digital, que se mantiene hoy, aunque el semestre pasado consiguieron financiación del Grupo Palausa, habitual colaborador, para editar 60 ejemplares. «Lo digital está muy bien, pero nos sigue gustando mucho manejarnos con el papel», señala. Las portadas son obra de pintores palentinos, que interpretan el tema principal del número según su estilo. «Es una buena forma de que estas personas estén a nuestro lado porque queremos que todo el mundo esté incluido», subraya Rosa María Andrés.

La idea es que todos puedan acceder a la revista, que cualquier interesado pueda enviar su artículo. «Al principio los teníamos que pedir, ahora los tenemos de sobra; es síntoma de que tiene atractivo», celebra. «Qué escribes, Qué ves, Qué oyes, Qué te apasiona son algunas de las secciones, por lo que puede tener cabida en cualquiera», explica Andrés, quien destaca su interés por los testimonios y los relatos, pero especialmente por la investigación, que es uno de sus objetivos. «Están colaborando con nosotros investigadores jóvenes y más veteranos. En sus artículos se ve claramente el trabajo y el tiempo que están empleando en ayudar a los demás para que el cáncer deje de ser una lacra y que en 2030 pueda ser una enfermedad crónica», comenta. Recuerda que, gracias a ese trabajo, «hemos pasado de que hace 25 años el cáncer fuera casi sinónimo de muerte a que ahora más de un 60% de los pacientes se recupere».

También hay hueco para la nutrición, para los poemas y para la lectura. Entre las colaboraciones, la presidenta de la AECC de Palencia cita la de Ana Estébanez, que ha escrito sobre música y mujeres compositoras; o la del alcalde de Husillos, Juan Jesús Nevares, sobre el sarcófago de la Orestíada del pueblo. La revista se completa con información sobre la atención social y psicológica que proporciona la asociación, por lo cual Andrés agradece a colaboradores, socios y personas que «de forma altruista ofrecen sus donativos».