scorecardresearch

Las terrazas en aparcamientos se quedan pero serán más caras

Carlos H. Sanz
-

El equipo de Gobierno presenta una propuesta de precios con recargos del 20, 50 y 100 por cien, aunque las condiciones se marcarán en una ordenanza

Las terrazas en aparcamientos se quedan pero serán más caras - Foto: Sara Muniosguren

La principal novedad del borrador de las ordenanzas fiscales para el próximo año es la regulación los nuevos espacios de terraza de establecimientos hosteleros en zonas de aparcamiento. Una de las medidas que tomó el Ayuntamiento con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus fue el de permitir al sector habilitar nuevos espacios como zonas de terraza para que pudiesen retomar su actividad y empezar cuanto antes a contrarrestar las pérdidas por los cierres y las leoninas condiciones a las que aún hoy sigue sujeto el sector.

Diario Palentino ya avanzó en agosto que la intención del equipo de Gobierno era mantener, al menos durante este mandato, esta nueva situación, pero que no iba a salir gratis. En el borrador de la ordenanzas se recogen las tarifas para el próximo año, que también se encarecen un 4%, y que pasan a ser de 91,79, 47,62 y 14,25 euros por cada mesa y cuatro sillas al año, en función de que el establecimiento esté en una calle de primera, segunda y tercera categoría.

Pues bien, a esto se añade ahora que se aplicará un recargo de un 20% «cuando se sitúen en el interior de estructuras de cerramiento fijas o semipermanentes que suponen ampliación de la ocupación del suelo y del vuelo».

Y un recargo del 50% «cuando se instalen en zonas de aparcamiento, que se verá incrementado hasta el 100% cuando se instalen en zonas de estacionamiento reguladas por el servicio ORA». 

Es decir, un establecimiento que esté ocupando plazas de aparcamiento de la zona azul deberá pagar el doble por cada mesa y cuatro sillas; y si estas están en una estructura cerrada, un 120 por ciento más, porque la ordenanza establece que «estos recargos son compatibles entre sí y se aplicarán, en caso de concurrencia de ambos, de forma acumulativa».

«En la práctica, sale por poco más de un euro por mesa y día en calles de primera categoría. Las tasas que tenemos de veladores en Palencia no son altas», aseveró el edil de Hacienda, Luis Miguel Cárcel. El equipo de Gobierno sí ha atendido la petición de que el importe de la cuota de la tasa se prorratee por trimestres, en vez de realizarse un pago anual como ocurre hasta ahora.

no será barra libre. De todas formas, habrá que esperar a que se termine de redactar la ordenanza de ocupación de vía pública para saber con detalle las condiciones que el Ayuntamiento marca a los hosteleros para poder continuar con su actividad en estas zonas de aparcamiento.

El alcalde, Mario Simón, defendió la medida: «Tenemos que tener en cuenta que en estos momentos todavía siguen existiendo unas medidas sanitarias y un distanciamiento recomendado que afectan a la hostelería». 

«También hay un cambio de tendencia, porque los ciudadanos ahora prefieren consumir en el exterior de los establecimientos, y lógicamente, algunos han realizado unas inversiones significativas a fin de dotar a las terrazas de unas infraestructuras para la comodidad de los clientes», añadió Simón.

Eso sí, el primer edil también habló de «evitar un abuso o mal uso». «Aquí, de lo que se trata es de regular una necesidad de espacio. Lógicamente, será para los establecimientos que tengan las terrazas debidamente acondicionados, que consigan generar una rentabilidad, que tengan una ocupación continuada...», añadió. 

«Pensamos que debe ser regulada para apoyar el comercio y la hostelería y que la utilice quien realmente la quiera utilizar y le sea rentable pero, obviamente, tampoco va a ser barra libre», respaldó el edil de Hacienda, Luis Miguel Cárcel.

Todo esto se especificará en la ordenanza en la que está trabajando la Concejalía de Tráfico que preside Carolina Gómez, y que tendrá que encajar cómo esta nueva situación incide en el servicio de aparcamiento regulado. Cabe recordar que hasta mediados de agosto, el Ayuntamiento había tramitado un total de 336 solicitudes de terrazas, de las que denegaron tan solo 16. Las plazas de aparcamiento de la zona azul que hoy en día están fuera de servicio porque se han habilitado en ellas terrazas es de 115, frente a las 86 del año pasado.