scorecardresearch
Fernando Aller

DESDE EL ALA OESTE

Fernando Aller

Periodista


El voto pagado

10/06/2022

En tiempos no tan lejanos los partidos designaban a los sucesores por la voluntad personal de sus líderes. El método conculcaba los principios operativos de la democracia, pero resultaba eficaz y la respuesta a los nombramientos era bruñida por la aclamación final. Hasta que a alguien se le ocurrió que la práctica democrática debería implantarse desde la base y surgió en todos los partidos el concepto y la práctica de primarias.

El voto pasó a tener un valor económico, el de la cuota que es necesario pagar para no perder la condición de elector en el seno del partido al que se pertenece. De ahí a las prácticas corruptas, o moralmente inaceptables, solo había un paso: pagar las cuotas de los morosos a cambio de su voto o directamente inscribir como afiliados al partido a cuantos a familiares y amigos pudieras encontrar.

Un caso llamativo en Castilla y León, o simplemente mediático, ha sido la acusación contra el actual presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por haberse beneficiado de afiliaciones irregulares en su victoria contra el también candidato a la presidencia regional del PP, Antonio Silván.

Hace un año la elección del presidente provincial del PP de León también se gestó bajo la sospecha de pagos irregulares. Ahora un juez ha ordenado que la dirección nacional del PP ponga a disposición del perito judicial toda la documentación para esclarecer si el actual presidente del partido, y senador por la provincia, Javier Santiago Vélez, resultó beneficiado de las mismas prácticas, por haber engordado el censo artificialmente. Su contrincante entonces, Manuel García, denunció los hechos ante la dirección nacional del partido, primero, y ante la justicia después. En el primer caso no tuvo éxito. Vélez contaba con el apoyo de Pablo Casado. García se retiró de la carrera. Ahora la dirección nacional no solo respalda la investigación judicial sino que, además, ha abierto un expediente informativo por supuestas prácticas desleales de Vélez, quien supuestamente habría maniobrado en favor de Vox con el fin de perjudicar a su compañero de partido, y contrincante a ocupar plaza en el Senado, Antonio Silván.

El voto tiene un precio. Y siempre habrá alguien dispuesto a pagarlo.