El efecto de Gloria y lo que el viento se llevó

J. Benito Iglesias
-

Los 335 alumnos del colegio Santa Clara de Asís siguen hoy sin clase al impedir el fuerte viento actuar sobre el tejado desprendido. Casi 2.000 vecinos de la zona de Monzón se quedaron sin luz

El efecto de Gloria y lo que el viento se llevó - Foto: Sara Muniosguren

La borrasca bautizada como Gloria, que empezó a percibirse en la mañana del domingo en la capital y provincia, aún sigue haciendo de las suyas en forma de una resaca ventosa todavía perceptible. De hecho, los importantes daños causados el domingo en la cubierta del colegio Santa Clara de Asís de Palencia dejaron ayer sin clase por motivos de seguridad a 355  alumnos y tampoco podrán acudir hoy.  
«El fuerte viento reinante buena parte del día no permitió hacer nada y unos sacos de arena están encima del tejado dañado hasta que puedan actuar los bomberos. La zona afectadad del colegio que da a la avenida de Campos Góticos sigue vallada y sin coches aparcados. Los agentes de policía vigilan de forma constante el tejado por si producen desprendimientos», concretó la directora del centro, Esther Guerra.
Bomberos y personal de parques y jardines se emplearon a fondo buena parte de la jornada de ayer para retirar tanto árboles como carteles publicitarios, señales de tráfico, chapas, cubiertas, tejas, parte de cornisas u otros materiales.
Todo ello con el apoyo de la Policía Local que supervisó las actuaciones y procedió a acordonar las zonas afectadas para evitar situaciones susceptibles de poner en peligro la seguridad de edificios, viandantes, vehículos estacionados en la calle o mobiliario urbano.
 Sin que los daños materiales  ocasionados llegaran a ser destacados, el viento -con fuertes rachas de entre los 50 y 65 kilómetros en la capital y de 60 a 90 en la provincia que aminoraron por la tarde según los datos facilitados por la Aemet- continuó dejando algunas secuelas en varios puntos.
Así, el suceso más llamativo se produjo pasadas las 8 de la mañana de ayer al romperse la base de un pino centenario en la calle Extremadura y caer la copa y el tronco sobre la fachada y tejado de una nave de la empresa Automezzo-Vivapa Palencia.  «Menos mal que el árbol cayó hacia dentro, ya que de haber sido hacia la calle podría haber afectado a vehículos o peatones. Han tenido que ser derribados otros dos pinos que podían caerse también.  Unas uralitas del tejado y una treintena de ladrillos se vieron afectados, pero los daños al final fueron reducidos», explicó a DP  Valentín Pajares, administrador de la empresa de reparación y venta de automóviles.
Los operarios procedieron además a la tala de un pino junto a la pasarela de Villalobón, en el cruce con la rotonda de la avenida de Cuba, que ya amenazaba con caerse el domingo por la noche. Algunos vecinos aprovecharon el momento para pedir autorización y quedarse con la leña aprovechable.
También la fachada del Palacio de la Diputación sufrió los efectos del viento, desprendiéndose una bandera del balcón, que fue retirada junto al mástil dañado. También se quitaron otras dos banderas en el mismo espacio para evitar posibles daños. Los bomberos realizaron 32 salidas a lo largo del día para retirar árboles, ramas, chapas sueltas de tejados y letreros de publicidad que se habían desprendido.

torres de la balastera. Las  torres de luz del estadio de la Nueva Balastera, con nuevos desperfectos el domingo, continuaron ayer sufriendo el azote del viento y una de sus planchas del fondo sur seguía suelta y con peligro de desprendimiento en una zona que se acordonó por seguridad.
Fuentes municipales recordaron que después del verano se adjudicó a la empresa Bercopa 2002 la sustitución de las planchas de policarbonato de las torretas por un importe de 40.996 euros, pero que la actuación se retrasará. «La  empresa adjudicataria ha pedido esperar un  tiempo prudencia, ya que el invierno y los temporales perjudican el funcionamiento de grúas de gran longitud y la instalación de los andamios que son necesarios para realizar los trabajos», según indicaron ayer desde el Ayuntamiento.
La actuación para acabar con un problema -que data casi desde el otoño de 2006  cuando fue inaugurado el estadio- tiene un plazo de ejecución e dos meses y consistirá en la sustitución de las planchas existentes por unas nuevas y la instalación de nuevos sistemas de sujeción.
Para ello se utilizará una perfilería en vertical y horizontal con tubo estructural, que irá soldada al interior de las torres para que la fijación sea más segura y perfilería de aluminio universal. Asimismo, en los trabajos pendientes se instalará en las torretas una junta de neopreno para  fijar los cierres, tornillería de acero inoxidable y piezas especiales, logrando un espacio totalmente estanco con el fin de que las planchas se desprendan cuando el viento azote con fuerza la esrustura de las torres de luz.

en la provincia. En la provincia, a los 335 alumnos de colegio santa Clara de Asís de la capital cerrado por seguridad ayer se sumó una veintena  que tampocó acudió a las aulas por el hielo acumulado en la ruta escolar que conduce al colegio de Cervera de Pisuerga.
Asimismo, si el domingo la caída de ramas y cables del tendido eléctrico dejó sin luz durante varias horas a 2.400 usuarios de las provincias de Valladolid y Palencia, en la jornada de ayer lunes un total de 1.900 clientes de Iberdrola se quedaron sin fluido eléctrico sobre las 9.44 horas en la línea de Monzón de Campos por las mismas circunstancias. Fuentes de la compañía eléctrica indicaron a este periódico que 49 minutos después de la incidencia el 52% de los afectados había recuperado el suministro y casi el 95% pasadas las 15 horas.
Por otro lado, fuentes de la Diputación indicaron que se recibieron y atendieron un buen número de avisos y hasta mañana miércoles no se cerrará el balance total de actuaciones. En cualquier caso, desde el viernes ya se habían producido 22 avisos a través del Servicio de Emergencias 112  y se realizaron más de 40 salidaspara retirar objetos en vías públicas de Guardo, Saldaña, Aguilar, Baltanás, Paredes, Ampudia y Herrera, entre otras localidades.
La Guardia Civil informó a Diario Palentino que la barrera del paso a nivel de Guardo de la línea FEVE, situado sobre la C-615 tuvo que ser retirada al caerse por el efecto del viento. Asimismo, un árbol cayó sin causar daños personales en un domicilio particular de Buenavista de Valdavia, mientras que en Lobera tuvieron que proceder a la retirada de cable eléctrico, una farola y parte de una fachada.

ÁRBOLES EN LA CALZADA. La caída de árboles y ramas fue la tónica predominante ante las intensas rachas de viento. En la carretera que une Frómista y Astudillo se retiró uno que cruzaba la calzada, lo mismo que en Gallinas, un tercero junto a la gasolinera de Villamuriel de Cerrato y otro árbol junto a la pasarela que une al campo de fútbol de la localidad cerrateña.
En Mazariegos, la Guardia Civil informó que se había precipitado  al suelo una antena de televisión. Un árbol también tuvo que ser apartado de la vía pública en Grijota, mientras que unas tejas caídas dañaron a la estructura del bar La Plaza y el viento hizo que se se desprendiera la bandera de España en el balcón del Consistorio. También en Grijota, la caída de un nido con una cigüeña provocó la muerte del animal.
Igualmente, se constató la caída de unas planchas metálicas del tejado en la urbanización Los Olmillos en Villamuriel de Cerrato, mientras que fueron retirados varios cables eléctricos junto a Muebles Paco en Carrión de los Condes.
En Dueñas se acordonaron varios tramos de la carretera que conduce a Ampudia, además del margen del arroyo de Valdesanjuán por las malas condiciones que presentaban algunos árboles.  En Boadilla del Camino se vio afectada  por el viento una de las cuatro tapias que rodean el cementerio, que quedó caída por completo. Además, en Villafolfo se detectaron varias caídas de árboles y ramas, situación que también se dio en Cascón de la Nava, donde fue retirado un árbol dañado por el viento en el polideportivo.
Como consecuencia del fuerte vendaval que azotó ayer Saldaña se  derribaron varios árboles de gran tamaño en el pinar del instituto Condes, al igual que en el Parque Javier Cortes.  Por este motivo, y para evitar daños posibles personales, el  Ayuntamiento decidió cerrar temporalmente ambas zonas arbóreas al público hasta nuevo aviso. Como medida de precaución, se aconsejó  alejarse de aquellas fachadas de las que pudieran desprenderse tejas, aleros o cascotes tras recibirse numerosos avisos. (Más información en la página 33).