El último examen de Sánchez

SPC
-
El último examen de Sánchez - Foto: Chema Moya

El Gobierno socialista se enfrenta el próximo miércoles a una sesión de control y un nuevo examen de la oposición en el Congreso antes de que se disuelvan las Cortes por las elecciones del 28 de abril

La gestión que durante casi nueve meses ha hecho Pedro Sánchez y la que han llevado a cabo algunos de los ministerios del Gobierno se someterán la semana que viene a un nuevo examen de la oposición, y será el último de la legislatura, ya que el 5 de marzo se disolverán las Cortes debido a las elecciones del 28 de abril.
Si en la penúltima preguntaron el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, y el presidente del PP, Pablo Casado, solo éste último repetirá el miércoles que viene, en esta ocasión con una pregunta sobre "el uso partidista de las instituciones del Estado" que, a su juicio, ha hecho el jefe del Ejecutivo.
Completarán la terna de preguntas a Sánchez el coportavoz de ERC, Gabriel Rufián, y el portavoz del PNV, Aitor Esteban.
El diputado catalán ha registrado una pregunta con la que pide a Sánchez que le aclare si está "orgulloso de la labor realizada por su Ejecutivo", en tanto que el parlamentario vasco pretende saber la valoración que el presidente del Gobierno tiene de los nueve meses de mandato.
Así que Sánchez se enfrentará de nuevo a una serie de cuestiones sobre las decisiones tomadas desde que llegara a La Moncloa a raíz de la moción de censura de junio de 2018, lo cual hizo el miércoles en la sesión de control del Congreso en un tono bronco y revuelto.
Es lo que se espera la semana que viene, toda vez que las formaciones políticas y sus líderes han adoptado una actitud electoral propia de las campañas electorales, también el propio Sánchez.
El presidente y secretario general del PSOE, de hecho, protagonizó en el Senado, el martes pasado, un rifirrafe con ERC, y, en el Congreso, criticó a Rivera por instigar un "cordón sanitario" al PSOE por comprometerse a no pactar con los socialistas tras el 28A y a Casado le reprochó usar "la lengua corta del insulto" y la mentira y la crispación.
La vicepresidenta, Carmen Calvo, también deberá contestar el miércoles una cuestión de balance, caso de la que le formulará la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, que dice así: "¿Qué relato hace de sus nueve meses en el Gobierno?".
Además, tendrá que defender la gestión hecha por el diálogo en Cataluña a instancias del portavoz de Cuidadanos, Juan Carlos Girauta.
Distintos ministros y ministras tendrán que hacer frente a preguntas que miran hacia atrás para dar balance de gestión o que se centran en ámbitos más concreto, como las medidas adoptadas para un empleo de calidad, que es por lo que preguntará Alberto Garzón (IU) a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, o sobre la fundación que gestiona el Valle de los Caídos, que es la que planteará el diputado del PDeCAT, Jordi Xuclá.
A petición del PP la ministra de Justicia, Dolores Delgado, hará balance de gestión, al igual que el titular de Interior, Fernando Grande Marlaska, y la de Educacion, Isabel Celaá.
La sesión de control al Gobierno de la última semana de la legislatura se producirá después de la comparecencia de Sánchez para explicar la gestión hecha sobre Venezuela y sobre el "brexit", y para dar aclaraciones acerca de las supuestas sociedades fiscales que tuvieron algunos ministros.