scorecardresearch

Tráfico pone 70 multas cada año por adelantar indebidamente

Carlos H. Sanz
-

Entra en vigor la nueva normativa que, entre otros cambios, elimina que se pueda rebasar en 20 km/h los límites de velocidad para pasar a otros vehículos en carreteras convencionales

Otra de las novedades importantes es que se hace obligatorio cambiar por completo de carril cuando se adelante a ciclistas o ciclomotores. - Foto: Alberto Rodrigo

Ayer entró en vigor la nueva ley de tráfico; una normativa «adaptada a los nuevos tiempos y que da un paso más para seguir avanzando en mejorar la seguridad vial», según la Dirección General de Tráfico. Una ley actual porque incluye por primera vez referencias al medio ambiente y al vehículo autónomo; pero también más restrictiva, porque se endurecen algunas sanciones con el fin de evitar malos comportamientos al volante.

A la que quizá costará más acostumbrarse es la eliminación del margen de 20 km/h que los turismos y motocicletas disfrutaban hasta el domingo para poder rebasar los límites de velocidad en las carreteras convencionales cuando adelantaban a otros vehículos.

La DGT argumenta que dos de cada tres siniestros mortales se producen en carreteras convencionales, así que se ha decidido eliminar o reducir los riesgos y los adelantamientos son uno de ellos. Anualmente, en las carreteras de la provincia se interponen más de 70 multas por adelantamiento indebido.

También hay que tener en cuenta que la infracción de tráfico más común cometida por los conductores palentinos está relacionada, precisamente, con el exceso de velocidad. En los últimos 6 años, de 2015 a 2020, del total de multas interpuestas en las carreteras de la provincia, más de 100.000 de ellas, es decir el 64,4%, fueron por un exceso de velocidad de los conductores, según un estudio de Formaster, la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, que resalta también que el mayor porcentaje de infracciones, un 61%, se emiten al pasar a mayor velocidad de la permitida por un radar fijo.

otros cambios. Los cambios en el ley también afectan a quienes utilizan el teléfono móvil mientras conducen. Desde ayer aumentan de tres a seis los puntos a detraer en el caso de llevar el móvil en la mano -además del pago de una multa de 200 euros-, y de 3 a 4 por no hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y demás elementos de protección obligatorios. 

Formaster desvela que el 2,1% de las multas de los últimos seis años en la provincia se debe al uso del móvil u otros aparatos electrónicos mientras se conduce, mientras que los sorprendidos sin usar el cinturón de seguridad acapararon el 2,7% de las multas interpuestas en las vías palentinas, incluidos los que viajaban con menores sin el Sistema de Retención Infantil (SRI) que anualmente acumulan una media de un centenar de sanciones. 

En los últimos 6 años, se pusieron más de 13.000 sanciones por no haber pasado la ITV en el periodo reglamentario, el 8,2% de todas las denuncias interpuestas por los agentes de tráfico, según el informe de Formaster. Este es el segundo comportamiento inadecuado al volante de los conductores palentinos, a lo que se suma que anualmente se ponen más de 300 multas por problemas en los neumáticos y es que el mal estado del vehículo también repercute en el índice de siniestralidad de las carreteras.

Otros comportamientos penados al volante en Palencia en los últimos 6 años son conducir sin seguro con el 1,75% de las sanciones en carretera o una conducción temeraria o negligente que es el 1,9% de todas las multas a conductores palentinos. 

En relación al consumo de alcohol y drogas, que pasa a estar prohibido a los conductores menores de edad que conduzcan cualquier vehículo, en los últimos años, se interpusieron una media anual de 800 sanciones, un 3% del total, un dato que Formaster considera «muy alto y preocupante».

Y, como curiosidad, están las 200 sanciones de media anual que la autoridad interpone a conductores de Palencia por conducir con los auriculares puestos.

 

Fernando Alonso, jefe provincial de Tráfico:

«O sanciones o defunciones»

Durante los últimos cinco años los accidentes de tráfico nos han provocado en nuestra provincia una media anual de 10 personas fallecidas y 235 heridos. Nuestros legisladores han modificado la Ley de Tráfico para intentar acabar o, al menos, reducir este coste humano evitable.

"Por ello, entre otras novedades,  han elevado los puntos que las jefaturas de Tráfico restaremos a quienes usen indebidamente el teléfono móvil, a quienes arriesguen la vida de los ciclistas, a quienes arrojen sobre la vía objetos que puedan producir accidentes o a quienes sigan sin abrochar sus cinturones de seguridad. Son infracciones que están provocando o agravando un considerable porcentaje de accidentes de circulación.

Mientras no aprendamos al volante a respetar la vida ajena como debiéramos mucho me temo que seguiremos necesitando  las sanciones para prevenir nuevas defunciones".