La factoría de Renault, candidata a producir el Qasqhai

Laura Burón
-

La fábrica de Villamuriel de Cerrato es la mejor preparada tecnológicamente para acoger este existoso modelo de Nissan si se produce un Brexit duro

La factoría de Renault, candidata a producir el Qasqhai - Foto: Eva Garrido

Se lleva hablando meses de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y todavía habrá que esperar más, puesto que, tras la petición de una tercera prórroga, no será hasta el 31 de enero de 2020 cuando se lleve a cabo el divorcio entre ambas partes, y entre medias deben celebrarse elecciones anticipadas. El Parlamento británico tiene que ratificar el acuerdo al que llegue el Gobierno inglés con la Unión Europea, que puede ser por las buenas o por la malas, y es en esta segunda situación cuando el Reino Unido tiene, al parecer, mucho que perder, por lo menos, desde el punto de vista industrial.
Si el Brexit se ejecuta por las bravas, podría haber consecuencias positivas para Palencia. Y es que los responsables de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi ya han alertado al Gobierno británico que, de ser así, se plantean la posibilidad de cerrar la fábrica que la marca nipona tiene en Sunderland y trasladar su producción a otros puntos. Y es ahí donde entra en juego el nombre de Palencia.
Varios medios internacionales, como Financial Times, Bloomberg y revistas especializadas en automoción, aseguran que Renault se está planteando qué hacer con la producción de dos modelos, el Qasqhai y el Juke, en caso de Brexit duro. Bloomberg va más allá y asegura que el Qasqhai podría recalar en una factoría de la Península, y en ese caso, las posibilidades de que sea en la de Renault en Villamuriel de Cerrato ganan peso.
Las instalaciones de Sunderland, en la costa norte de Inglaterra, tiene una capacidad de fabricación de 500.000 vehículos y produce tres modelos: el Qasqhai, el Juke y el Nissan Leaf (la compañía anunció que dejaba de fabricar el X-Trail por el futuro incierto del país y lo llevó a Japón, donde un acuerdo comercial con la UE permite que la exportación de los vehículos hacia Europa no sea tan costosa). El futuro del Leaf está en el aire, pero ¿qué pasa con los otros dos?
Si bien es cierto que desde la Alianza no han hecho ninguna declaración oficial, Palencia es la que parte de una posición más aventajada para recibir este modelo, pero existen otras opciones. La marca tiene una fábrica en Barcelona que trabaja por debajo de su capacidad y es más pequeña que la británica, pudiendo fabricar 200.000 vehículos al año y, lo más importante, no está adaptada para acoger el Qasqhai. Otra opción es Ávila, que hasta hace poco, hasta el 9 de agosto, fabricaba camiones Nissan y ahora está en un proceso de reestructuración para producir piezas de recambio para la Alianza. 
3.000 empleos. Existen otras dos opciones viables; las factorías de Palencia y Valladolid, las más preparadas tecnológicamente para acoger los dos modelos británicos. La planta de Villamuriel de Cerrato se quedaría con el Qasqhai al ser más parecido al Katjar y la vallisoletana con el Juke, similar al Captur. Eso supondría un fuerte impulso para ambas, que si absorben esa producción podrían ver incrementada su plantilla en unas 3.000 personas.
Todo esto unido a que el vallisoletano José Vicente de los Mozos haya sido nombrado director general de fabricación del Grupo Renault y mano derecha de la directora general, Clotilde Delbos, hacen que las esperanzas se disparen.
Aunque la decisión depende de si hay acuerdo o no entre Reino Unido y la Unión Europea, los contactos extraoficiales ya han comenzado. Fuentes del Gobierno regional aseguran que el ofrecimiento de acoger ambos modelos ya se ha realizado, en concreto se comentó entre miembros de la Junta, de Renault y del Ministerio de Industria el pasado 9 de octubre, coincidiendo con la presentación en Valladolid del nuevo Captur.
Por su parte, la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, reconoció a finales del pasado mes que su departamento ha mantenido reuniones con el consejero delegado de Renault, José Vicente de los Mozos, y los Ceos de Nissan para ofrecer España como destino de esos modelos en caso de deslocalización de la factoría de Sunderland. En declaraciones realizadas en Valladolid, afirmó que desde su Ministerio han tratado de que la propuesta sea «atractiva» para la marca y considera que descartar España sería «la peor de las alternativas». Aún así, insistió en que desde la Alianza no han concretado cuáles serán sus planes y de hecho, han declarado que no comentan especulaciones y que siguen manteniendo sus planes, por el momento.
Al igual que el Ministerio de Industria y la Junta de Castilla y León, otras instituciones también han movido ficha. Es el caso del Ayuntamiento de Ávila, que en el pleno municipal y con el apoyo unánime de todos los partidos, ha propuesto a Nissan que traslade la fabricación del Qasqhai a la planta abulense. Desde el Consistorio plantean iniciar contactos con la firma automovilística para apoyar los trámites para la instalación de sus líneas de montaje en la factoría que poseen e incluso, si fuera necesario, para la construcción de una nueva fábrica.

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es