Villasarracino pide ayuda para adecentar La Piedad

Rubén Abad
-

Las obras que pretende llevar a cabo el Ayuntamiento en los entornos de la ermita tienen un coste de unos 41.000 euros. El pavimento está muy deteriorado por las raíces de los árboles

Villasarracino pide ayuda para adecentar La Piedad

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, ha mantenido una reunión con el alcalde de Villasarracino, Constantino Antolino, para abordar la posible colaboración de la administración provincial en diversos proyectos de interés para el municipio. Un encuentro en el que también participaron Javier Villafruela, diputado de la zona de Carrión de los Condes, y la concejala Montserrat Gredilla.
El regidor presentó a Armisén una memoria valorada sobre las obras de acondicionamiento de los entornos y el atrio de la ermita de Nuestra Señora de la Piedad, una actuación que el Consitorio quiere emprender próximamente. A este respecto, la presidenta se comprometió a estudiar este proyecto y las posibles vías de ayuda para que el coste de las obras, presupuestado en más de 41.000 euros, no resulte tan gravoso para este municipio. 
«La Piedad no solo es un lugar clave de la secular devoción mariana de la localidad, sino también un punto al que acuden muchos de sus habitantes para pasear, disfrutar de la tranquilidad del lugar o encontrarse con sus vecinos», explicaron el alcalde y la edil en el transcurso de la reunión.
Sin embargo, el pavimento de sus entornos se encuentra en «muy mal estado», al igual que el del atrio de la ermita, con zonas donde el hormigón se ha fragmentado o incluso roto, debido en gran medida a las raíces del arbolado. 
De este modo, Antolino se propone con estas obras demoler el viejo pavimento del entorno de la ermita, así como los actuales bordillos y peldaños, que en diversos puntos se encuentran removidos, lo que puede causar tropiezos.
En este punto, cabe recordar que la inversión global de la Diputación en Villasarracino desde 2015 supera los 190.000 euros, incluidos los 34.000 euros consignados ya en los Planes Provinciales del bienio 2020-2021, recién aprobados.