scorecardresearch

Lucas confirma que usará sus competencias contra la LOMLOE

SPC
-

La consejera propone un «programa ambicioso» que consolide un «modelo de éxito» y ratifica que Castilla y León mantendrá cronología en Historia y Filosofía

La consejera de Educación, Rocío Lucas, acompañada por su equipo, se dirige a la comparecencia. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

Castilla y León utilizará sus competencias autonómicas y mantendrá el estudio cronológico de las asignaturas de Geografía e Historia, y Filosofía y establecerá criterios comunes para establecer la promoción de curso de los alumnos ante la «devaluación» que, a su juicio, supone la Lomloe. La consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, que detalló ayer su programa de legislatura ante las Cortes, centró parte de su intervención en la normativa estatal que, a su juicio, supone una «devaluación» que le ha llevado a criticar la «miopía de algunos» les lleve a «ignorar» modelos educativos de «éxito» para decidir finalmente «ir por una senda que ha soliviantado a una gran parte de comunidad educativa». Así, defendió, en declaraciones recogidas por Europa Press, que la Junta defenderá su modelo educativo basado en la «calidad, la libertad y la equidad».

«No queremos un modelo educativo basado en la mediocridad y el empobrecimiento de los contenidos, ni creemos que esa sea la fórmula para luchar contra el fracaso escolar. Aquí hemos demostrado que las cosas pueden hacerse de otra forma», insistió, tras lo que aclaró que en Educación Secundaria Obligatoria se mantendrá el estudio de la asignatura de Geografía e Historia con carácter cronológico, además se continuará con el estudio de Filosofía en 4º ESO y las segundas lenguas extranjeras con el mismo peso que tienen actualmente. También Educación introducirá los instrumentos necesarios para facilitar a los centros educativos la toma de decisiones, lo que permitirá «contar con criterios comunes y objetivos relativos a la promoción y la titulación en función del nivel de adquisición de las competencias y objetivos de la etapa». Se mantendrán las pruebas finales para aquellos alumnos que no hayan alcanzado los objetivos y se celebrará en los últimos días lectivos de cada curso.

Asimismo, frente a la «rebaja de la calidad» educativa que según apuntó pretende la Lomloe, Lucas recalcó que Castilla y León seguirá disminuyendo las tasas de repetición y de abandono escolar temprano, sin acudir al aprobado general, ni bajar el nivel de exigencia, sino «inyectando más recursos al sistema, reforzando la educación del alumnado más vulnerable». Por ello, además de mantener las medidas de acompañamiento a la titulación en 4º de la ESO, y las clases en julio para 6º de Primaria, implantarán también la medida de acompañamiento en 1º de la ESO, y el apoyo y refuerzo a la lectoescritura en 3º de Primaria.

Durante su comparecencia recogida por Ical, la consejera de Educación destacó que uno de los principales objetivos que se marca su departamento para la nueva legislatura es la «apuesta por el talento de la Comunidad», para lo cual potenciarán la investigación, el trabajo de las universidades y una FP Dual de calidad y eficaz. En este sentido, subrayó que impulsarán «una política decidida de generación, retención, captación y retorno del mejor talento».

También apuntó su intención de impulsar una oferta de titulaciones universitarias, especialmente másteres de especial interés para la Comunidad, con los que diseñar una formación especializada en las nuevas demandas del mercado y conectada con el entorno productivo. Para ello jugarán un papel fundamental los campus exteriores y el Plan TCUE (Transferencia Conocimiento Universidad Empresa).

Nuevo modelo bilingüe

Tras la comparecencia, el portavoz del PSOE en la Comisión de Educación, Fernando Pablos, exigió que se modifique el modelo de bilingüismo en la Comunidad, ya que a su juicio es difícil encontrar a nadie que lo defienda. Por su parte, el portavoz de UPL-¡Soria Ya!, Juan Antonio Palomar, lamentó que «el 65 por ciento de los estudiantes de Castilla y León debe salir hacia otras comunidades», mientras que Pablo Fernández criticó que «se privilegia a los centros concertados».