Sobre la mesa un aparcamiento en el patio del Obispado

DP
-

Los trabajos se centran ahora en la plaza de San Antolín, donde se instalará un pavimento de celosía de piezas prefabricadas de hormigón entre cuyos huecos se sembrará césped

Sobre la mesa un aparcamiento en el patio del Obispado - Foto: Óscar Navarro

Dentro de los planes de infraestructura verde y de rehabilitación, regeneración y renovación urbana se enmarcan las dos fases de las obras -una que está en ejecución y otra que se prevé licitar en unos meses para realizar el próximo año- en los entornos de la catedral, plaza de Juan XXIII y calle Mayor Antigua, que ayer fueron objeto de una visita y en la que el primer teniente de alcalde y concejal responsable de los Fondos Europeos, Alfonso Polanco, señaló que el Ayuntamiento se ha reunido con el Obispado, y es que sobre la mesa está que en el Palacio Episcopal «se pueda desdoblar un aparcamiento, con dos o incluso tres alturas, de acceso público», dada la semipeatonalización de la zona y una actuación importante que se proyecta en el museo diocesano. «El Obispado está haciendo el estudio de viabilidad económica y un plan de explotación», señaló y, «cuando lo tengan, lo sacarán adelante», añadió.  «Hemos trabajado con ellos para plantearles  las facilidades que desde Urbanismo se darían de acceso y mejora», agregó. 

La segunda fase del proyecto, que como ya se ha señalado se licitará en los próximos meses, afectará a Mayor Antigua desde la plaza de San Antolín hasta la de Juan XXIII. En la primera fase las actuaciones afectan al entorno de la catedral la altura de la plazas Cervantes y San Antolín y el inicio de Mayor Antigua desde la calle Pastores a la plaza de Juan XXIII, que «inicia ya esa semipeatonalización de toda esta zona, con la que lo que se pretende es la utilización de estos espacios del corazón de la ciudad, con  la catedral y el museo diocesano como grandes recursos turísticos», destacó Polanco, que subrayó que «vamos a sacar el máximo partido, como en la parte trasera de la Tejera y Los Jardinillos».  

El Ayuntamiento se apoya en los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder) de la Edusi para lograr que los entornos de la catedral luzcan la mejor imagen de cara a la celebración de su VII Centenario, Esta fase de la actuación «se puede establecer como una de las primeras que sigue los patrones establecidos tanto dentro del plan de infraestructura verde como del de rehabilitación, regeneración y renovación urbana», según explicó el concejal de Urbanismo, Luis Fernández. Cuenta con un presupuesto que asciende a 593.000 euros, «sufragados al 50% por la Unión Europea», según recordó, y busca que la zona contigua a la seo,  «uno de los principales reclamos turísticos y culturales de a ciudad sea más accesible, sostenible medioambientalmente y amable para los ciudadanos».

Las obras, que arrancaron el pasado mes de febrero con un plazo de ejecución de cinco meses y van a muy buen ritmo, permiten ver una mejora sustancial de la accesibilidad en la plaza Cervantes, «en el que la calzada se ha elevado al mismo nivel del acerado, que también ha sido remodelado en ambos lados, ampliándose hasta 1,80 metros en la parte de la plaza, y sustituyendo el embaldosado de la aneja al templo», detalló el concejal  de Obras, Facundo Pelayo. En la plaza de San Antolín, los trabajos se centran ahora en la reposición de las losas de granito que servían de bordes para las antiguas zonas de canto rodado y la instalación de un pavimento de celosía de piezas prefabricadas de hormigón entre cuyos huecos se sembrará césped, y la instalación de una decena de bancos de madera con estructura de aluminio, «todo ello persiguiendo el objetivo de dotar de vida a un espacio que se encontraba totalmente infrautilizado», añadió.