scorecardresearch

Los contagios se desploman un 76% en febrero

Carlos H. Sanz
-

El mes termina con 3.252 contagios por covid y 29 fallecimientos, lo que significa que hubo un óbito por cada 112 infecciones. También con un notable descenso de la presión asistencial

Solo dos personas han necesitado de cuidados en la UCI en febrero; en enero su número ascendió a 13. - Foto: Rubén Serrallé

La pandemia del covid se cobró en febrero un total de 29 vidas tras contagiar a 3.252 personas en la provincia, según los datos ofrecidos por la Junta de Castilla y León. Cifras que reflejan un descenso significativo de las infecciones respecto al mes anterior lo que confirma que la sexta ola se está quedando atrás, aunque la mala noticia es que el número de fallecimientos no tiende a cero de una forma tan rápida.

De hecho, en enero se produjeron 13.735 contagios de coronavirus, el 27% -uno de cada cuatro- de los 50.356 registrados con pruebas de infección activa desde que comenzó la pandemia. Esa cifra ha descendido a 3.252 en febrero, un 76,3 por ciento menos, el dato más bajo de los registrados desde que la sexta ola comenzó a levantarse en diciembre.

La elevada contagiosidad de la variante ómicron impide comparar estos datos con las anteriores olas. Así, esos 3.252 casos contabilizados en febrero son casi tantos como los de julio de 2021, con la diferencia de que aquel mes fue la punta de la quinta ola y aquí la sexta está en retirada.

La estadística de febrero si no es preocupante sí al menos da para la reflexión: el ritmo al que están descendiendo las muertes no es proporcional al de los contagios. Durante el mes pasado perdieron la vida con o por coronavirus un total de 29 personas, mientras que en enero fueron 39. Son solo diez menos, un 25,6 por ciento menos. 

Si comparamos el dato con los registros de 2021, solo hay tres meses con más muertes: enero y febrero -en plena tercera ola, con 80 y 60 muertos, respectivamente- y en agosto -fin de la cuarta ola, con 32 óbitos-, según las estadísticas de la Junta. Dicho de otra forma, si en enero se registró una muerte por cada 352 contagios, en febrero hay un deceso por cada 112 infecciones.

Situación hospitalaria. El descenso de los contagios se ha dejado notar, sobre todo, en el Caupa. Durante el mes de febrero se ha hospitalizado a 173 personas, 2 de ellas en la Unidad de Cuidados intensivos. Esto significa que solo el 5,3 por ciento de los palentinos que se han contagiado con coronavirus ha necesitado de atención hospitalaria.

De esas 173 personas, solo dos presentaban un estado tan grave como para necesitar de atención médica en la UCI. El mes anterior su número ascendió a 13, así que se puede concluir que la presión que el coronavirus ejerce sobre la atención hospitalaria ha descendido también de forma considerable. Durante el mes, se han tramitado 153 altas médicas, de forma que se ha pasado de tener a 60 personas ingresadas a 25. No es la cifra más baja del mes, ya que hubo dos días en los que llegó a haber 24 enfermos en el Caupa.

datos del día. En lo que respecta al primer día de marzo, la Junta de Castilla y León notificó 64 nuevos contagios en la provincia, de los que 55 fueron diagnosticados la jornada anterior. Esto deja el número global de casos confirmados en 50.420. Aunque existe un margen de reinfecciones, prácticamente un tercio de la población de la provincia se ha contagiado de covid desde el inicio de la pandemia.

La buena noticia es que no se han producido más muertes en el ámbito hospitalario, por lo que el número total sigue en 584 una jornada más. El número de altas hospitalarias pasa a 3.087, cuatro más, por lo que quedan 16 personas ingresadas en planta y una en la Unidad de Cuidados Intensivos.

A la par que los contagios, descienden también los brotes. Ahora mismo hay 14 detectados en la provincia, que son dos menos que el lunes, con un total de 168 casos vinculados, una cifra que también desciende.

Con estos datos, la tasa de contagios por cada 100.000 habitantes se reduce a 566,23 y 189,16 contagios a 14 y 7 días, respectivamente. Datos que deberían seguir descendiendo esta semana mientras el Gobierno se plantea ya terminar con el uso obligatorio de la mascarilla en interiores.