scorecardresearch

La ley contra la despoblación estará lista a principios del 23

SPC
-

La normativa servirá también para crear la figura del Comisionado del Reto Demográfico regional

El consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, entre otros, preside la reunión. - Foto: Ical

La Junta presentará en las Cortes el proyecto de Ley sobre dinamización demográfica en los primeros meses de 2023, según señaló el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, justo antes de la constitución del Consejo de Dinamización Demográfica de la Comunidad. Una ley que, como recordó, «va a introducir la perspectiva demográfica en todos los instrumentos de planificación, normativos e inversión» que vaya a desarrollar su Consejería «de forma transversal».

De igual forma, la ley servirá para crear la figura del Comisionado del Reto Demográfico y para poner en marcha iniciativas que, junto con ayudas a proyectos o actuaciones de dinamización demográfica, «cerrarán el ciclo con el que pretendemos incrementar el paso en esta lucha por el reto demográfico», que Suárez-Quiñones recordó que «corresponde a todos como sociedad».

En ese marco se constituyó ayer el Consejo de Dinamización Demográfica, un ente creado con el objetivo de «reunir a la sociedad civil e instituciones para ayudar a las administraciones en la definición, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas de demografía.

Este nuevo órgano está formado, además del consejero y otros representantes de su departamento, por  entidades como la Federación Regional de Municipios y Provincias y representantes de los agentes sociales, sindicatos, autónomos, empresarios de turismo, organizaciones profesionales agrarias, sociedades laborales, entidades protectoras de la familia y de los migrantes, el Consejo de la Juventud y «vocales especialistas en materia de demografía».

Todo con el objetivo de que haya «una conexión entre la sociedad civil y las administraciones para la definición de políticas públicas de lucha contra la despoblación», uniendo territorio y población en un trabajo «común y colaborativo» cuya finalidad principal es, según reflexionó Suárez-Quiñones, «revertir ese proceso de las regiones del interior de España y Europa, en el que Castilla y León está inmersa, de pérdida de población».

En su afán de lograr «una cohesión territorial y social, un crecimiento económico sostenible y que los servicios públicos de calidad lleguen a todo el territorio, independientemente de donde vivan», el consejero insistió en que la Junta trabaja «para que los proyectos empresariales lleguen» en su lucha contra la despoblación.

Y es que aunque la comunidad castellana y leonesa «no es la que más pérdida de población tiene», Suárez-Quiñones destacó el «dato esperanzador» de que, por primera vez en mucho tiempo, «los nacimientos han crecido un 1,1 por ciento» con respecto al año anterior. Algo que supone «un acicate para conseguir que eso se transforme en una realidad constante».
El Consejo se reunirá a partir de ahora, al menos, una vez cada seis meses.