scorecardresearch

Tecnología, una aliada para la vista

SPC
-

Aplicaciones como Odysight dan soporte a los pacientes a la par que facilitan al médico controlar a distancia su evolución

Tecnología, una aliada para la vista

La diabetes y la edad son dos enemigos íntimos de los ojos. Ambos influyen en el desarrollo de enfermedades graves de la visión que pueden llegar a ser altamente incapacitantes e incluso causar ceguera, a pesar de ser evitable. Este es el caso de la retinopatía diabética, que se produce cuando los niveles altos de azúcar en la sangre causan daño a los vasos sanguíneos de la retina. Esta alteración supone una de las principales causas de pérdida de visión y discapacidad visual en adultos en edad laboral. Se estima que afecta al 40 por ciento de los pacientes con diabetes mellitus de tipo 1 y al 20 por ciento de los que sufren la de tipo 2.

Por otro lado, está el edema macular diabético (EMD) que surge como una complicación de la retinopatía diabética descrita anteriormente. En este caso se produce la inflamación de la retina debido a la pérdida de líquido de los vasos sanguíneos en la mácula.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es otra de las enfermedades que pueden afectar al funcionamiento de los ojos. Es degenerativa y provoca que la visión central vaya disminuyendo gradualmente. En la actualidad, se ha convertido en la principal causa de ceguera legal en España, donde la sufren más de 800.000 personas y la primera causa de pérdida total de la visión en mayores de 50 años. Preocupa, además, que la incidencia ha aumentado en los últimos años en el país debido al envejecimiento progresivo de la población.

Los pacientes que sufren estas alteraciones, muy incapacitantes en casos como la DMAE -en la que el 49 por ciento de los afectados necesita un cuidador debido al impacto y a la pérdida de autonomía de las personas mayores-, tienen un aliado en las nuevas tecnologías, que se han convertido en claves para el correcto seguimiento de estas enfermedades, sobre todo en épocas especialmente complicadas, como ha sido la pandemia de la COVID-19.

Para este fin se ha desarrollado Odysight, una app dirigida a pacientes, desarrollada por la compañía Tilak Healthcare junto con profesioanles sanitarios e implementada en España por Novartis. Esta aplicación tiene el objetivo de apoyar a los pacientes y mejorar el seguimiento médico mediante la realización de pruebas que permiten evaluar la evolución de la enfermedad de forma remota.

Odysight asocia elementos lúdicos a las pruebas clínicas de agudeza visual y la cuadrícula de Amsler y ofrece a los pacientes rompecabezas que se desbloquean con cada prueba completada, lo que les ayuda a mantenerse comprometidos con su patología y a cumplir con sus programas de control de la visión entre las consultas al médico. Cuando la aplicación detecta cambios en la agudeza visual se pide a los usuarios que se pongan en contacto con su facultativo de referencia. Además, el oftalmólogo puede acceder de manera confidencial y segura a los resultados de todas las pruebas de los afectados en tiempo real, lo que le permite controlar los parámetros visuales pertinentes entre las consultas y les ayuda a detectar la progresión de la enfermedad en una etapa más temprana.

El director de Oftalmología de Novartis, Alex Sanfeliu, destaca el firme compromiso de la compañía por «seguir apostando por la innovación y la colaboración con actores del ecosistema digital para avanzar en nuestra misión de erradicar la ceguera evitable y desarrollar soluciones diferenciales que verdaderamente contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades oculares».

Desde el punto de vista de la doctora Maribel López, jefa de la Unidad de Retina del Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y profesora asociada en Ciencias de la Visión de la UVA, este tipo de aplicaciones «abren las puertas a una nueva manera de seguir a los pacientes y controlar la enfermedad».

La doctora explica que este tipo de apps están desarrolladas para poder ser utilizadas en los dispositivos móviles, bien sea una tablet o el propio teléfono.

«Son fáciles de manejar y algunas como Odysight han sido probadas en la práctica clínica demostrando su eficacia tanto desde el punto de vista clínico de manejo de la enfermedad como a la hora de evitar desplazamientos innecesarios haciendo más llevadero el seguimiento», concreta.